Búsqueda personalizada

domingo, 20 de junio de 2010

Qué grande eres Gene, II

Continuamos con el repaso a la dilatada carrera de Gene Colan como historietista.


En los 70 dibujó su obras más recordada y característica, La tumba de Drácula. Cómic de terror clásico donde haya donde se a lo largo de más de 70 números rehizó a este mítico personaje de Bram Stoker. Todo ello acompañado de los guiones de Marv Wolfman y las tintas de Tom Palmer. Además de en esta colección también dibujó a Drácula en diversos especiales y revistas. El nombre de Gene Colan siempre estará ligado a la adaptación al mundo del cómic del vampiro más famoso. Uno de los personajes que debutaron en la Tumba de Drácula fue Blade, muy popular en la actualidad gracias a sus películas. Wolfman y Colan fueron los encargados de crear a este cazavampiros. Recientemente Panini esta recuperando todos estos cómics en una nueva edición.


En los 70 también dibujo un gran número de cómics protagonizados por Howard el pato. Esta colección fue guionizada por el creador del personaje Steve Gerber y contó con un relativo éxito en esa década. El personaje llego a tener una adaptación cinematográfica y actualmente podemos verle en algún cameo.

Aunque su trabajo más recordado es el perteneciente a Marvel también encontramos interesantes obras en DC. Allí principalmente se encargó de ilustrar algunas historias del Caballero Oscuro, tanto en la cabecera Detective Comics como en la propia Batman. Además también participó en algunos números de Wonder Woman. Su sello en DC no fue tan profundo como en Marvel, su trabajo más recordado en esta editorial son las páginas realizadas en Batman durante los años 80.


Colan es principalmente un dibujante, aunque en ocasiones ha trabajado como entintador. En la Tumba de Drácula, Tom Palmer se encargó de entintar sus lápices, haciendo un gran trabajo en todas las páginas y remarcando el ambiente terrorífico de esta obra. Otro de sus grandes entintadores fue Klaus Janson, con el que trabajó en Batman.

Desde el 2000 se encuentra semirretirado y solo participa en algunos números especiales. Podemos encontrar su firma en algunas páginas de los recientes cómics de Daredevil, Blade o en Buffy. Trabajos muy concretos donde el veterano autor recupera a alguno de sus personajes más característicos.

Su último trabajo hasta la fecha, y el que me ha animado a escribir estos post, ha sido el número 601 de la colección del Capitán América, número 55 de la edición de Panini. Este número estaba planeado inicialmente como un especial que sería publicado al poco de terminar la Civil War. Diversos retrasos debido a los problemas de salud del dibujante han ido postergando su publicación y finalmente se decidieron a sacarlo como un número de la serie regular. Brubaker sabiendo quien iba a encargarse de lo lápices escribió una historia en la que se dan cita varios de los elementos clásicos de la obra de Colan: vampiros, superhéroes y género bélico. Por este cómic fue nominado al premio Eisner, junto a Brubaker, en la categoría de mejor número autoconclusivo.


Gene Colan ha demostrado a lo largo de sus más de 60 años de carrera que es uno de los mejores dibujantes que ha tenido el cómic americano. A sus más de 80 años de edad todavía sigue haciendo algunas páginas y sigue conservando toda su magia.

Enlaces de interés:

- Página web del autor.
- Página de la wikipedia dedicada a Gene Colan.
- Entrevista realizada en la página Entrecomics.com.