Búsqueda personalizada

jueves, 10 de junio de 2010

Northlanders: la cruz + el martillo, de Brian Wood y Ryan Kelly.

Ficha técnica:

- Guión: Brian Wood.
- Dibujo: Ryan Nelly.
- Color: Dave McCaig.
- Portadas: Massimo Carnevale.
- Edición original: Publicado por DC Comics en el sello Vertigo, comprende los números 11 a 16 de la colección Northlanders.
- Edición española: Publicado por Planeta de Agostini en marzo de 2010 en un tomo de tapa blanda, 144 páginas, 12´95 €.


Historia:

En el año 1014 parte de Irlanda se encuentra bajo la ocupación nórdica. Los norteños saquean, destruyen y someten al pueblo irlandés a su voluntad. Lo único que temen es un fiero guerrero que se opone a su dominio y les planta cara. Los invasores deben buscar algún punto débil de su poderoso enemigo y este puede ser la niña que le acompaña.

Opinión:

Este segundo tomo de la colección Northlanders nos trae unos personajes nuevos y desconocidos hasta el momento. Una de las señas características de esta serie es la completa independencia de cada saga. Cambio de localización, personajes e incluso de año.

La cruz y el martillo es una historia simple. Un hombre se enfrenta a las hordas invasoras mediante tácticas de guerrilla. Bajo esta idea tan elemental Wood construye toda una serie de escenas violentas que se alternan con conversaciones donde los personajes van exponiendo sus argumentos. De esta manera lo que en un principio parece un montón de bárbaras peleas se convierte en un análisis de lo que mueve a dos personajes totalmente opuestos.

Wood hace un gran trabajo de caracterización de sus personajes, en especial del sangriento Magnus que en sus ansias de venganza llega a convertirse en lo que más odia. Son unos personajes grises, ni los malos son tan malos como parece en un principio ni los buenos tan buenos. Los soldados invasores arrasan todo a su paso, pero también son agricultores y ganaderos sin ninguna violencia. Me ha gustado esta doble visión de los personajes.


No es difícil llegar a sentir cierto temor por la seguridad de la niña. Padre e hija deben sobrevivir a las incursiones de los soldados y a los peligros del bosque en el que se refugian. Todo esto se favorece con el dibujo de Ryan Kelly, que nos trae unos paisajes sombríos y lóbregos por los que se mueven los personajes.

Una historia violenta y sin compasión, llena de sangre pero con algunos momentos tiernos entre el padre y la hija protagonistas. Me ha parecido un poco inferior al primer tomo pero aún así una lectura bastante recomendable. Northlanders, otra gran serie del sello Vértigo, esperando estoy la siguiente entrega.

Otros tomos de la colección:

- El regreso de Sven.