Búsqueda personalizada

jueves, 19 de noviembre de 2009

Northlanders: el regreso de Sven, de Brian Wood y Davide Gianfelice.

Ficha técnica:

- Guión: Brian Wood.
- Dibujo: Davide Gianfelice.
- Color: Dave McCaig.
- Portadas: Massimo Carnivale.
- Edición original: Publicado por DC Comic en los números 1 a 8 de la colección Nortlanders.
- Edición española: Publicado por Planeta deAgostini. Formato tomo tapas semirrígidas, 200 páginas aproximadamente, 15´95 euros.


Historia:

Después de pasar largos años fuera de su hogar Sven vuelve su hogar en Orkney tras enterarse de la muerte de su padre. Allí pretende reclamar su herencia que le ha robado su tío Gora y abandonar para siempre las tierras del norte. Pero su tío no esta dispuesto a rendirse y le pondrá todo tipo de trabas a Sven para que no consiga su objetivo.

Opinión:

No es muy habitual encontrar cómics ambientados protagonizados por el pueblo vikingo, por lo que Northlanders fue una obra que me llamo la atención desde que me enteré de su existencia. El guionista Brian Wood y las buenas críticas cosechadas en su país de origen convirtieron este tomo en una lectura obligada.


El protagonismo de la historia recae sobre Sven, un norteño que hace años dejo su casa para buscar fortuna y gloria en países extranjeros. Ahora vuelve a casa a reclamar las riquezas de su familia, ahora en manos de su tiránico tío Gorm. Sven no es un salvador, ni un héroe. Únicamente esta interesado en su propio bien y en conseguir el botín. No obstante según avanza la trama le iremos viendo más humano, menos egoísta y por medio de flash backs conoceremos parte de su pasado. Según va avanzando la historia también pasa el tiempo, de ello somos testigos gracias a los cambios del clima o la barba de su protagonista. Un gran detalle.


El autor que nos trae esta historia es Brian Wood, escritor que ya se ganó mi confianza con la excelente serie DMZ. En Northlanders le tenemos en un registro totalmente diferente. Si en DMZ nos muestra la barbarie de la guerra y como el hombre intenta sobrevivir a ella, en Northlanders nos enseña como vivía un pueblo como el vikingo. No obstante no lo hace desde el punto de vista de un documental por lo que nos encontramos con una narración dinámica y llena de acción. Sven es un hombre con cierta cultura que ve a sus parientes poco menos que como salvajes. Uno de los grandes aciertos del cómic es ir mostrando por medio de los pensamientos de Sven los diferentes ritos y creencias del pueblo vikingo.

El peor apartado del cómic es el dibujo. No es que tenga un mal dibujo pero creo que le falta algo de chispa. Lo veo muy limpio y claro, creo que le habría quedado mejor algo sucio. La época en que esta enmarcada la historia fue muy oscura y las tierras de norte no se caracterizan por la luz. Eran tiempos duros donde el clima era mortal. Todas estas ideas se podrían haber conseguido usando un trazo más sucio, aplicando el color directamente sobre los lápices y usando otras tonalidades. Por el contrario las portadas son excelentes, todas ellas obras de Massimo Carnivale, portadista de gran parte de la serie Y: el último hombre. Además al final del tomo encontramos un par de portadas realizadas por los hermanos Kubert y otra más de Dave Gibbons.


Este primer tomo de la colección Northlanders es una lectura muy recomendada. Una historia diferente, ambientada en una época muy poco explotada por el cómic americano. Si no llega ser por el dibujo estaríamos ante una autentica maravilla. Espero que esto mejore en los próximos números.