Búsqueda personalizada

miércoles, 8 de octubre de 2014

Daredevil: Marvel Knights (I).

Para el post de hoy damos un salto en el tiempo desde el final de la etapa de Miller en los ochenta hasta 1998. Durante estos diez años hubo cómics interesantes y con buenas críticas como los de Ann Nocenti y Romita Jr, pero los tengo a medio leer. Prefiero saltarme toda esta parte y cuando acabe hacer un comentario completo.

En 1998 la clásica cabecera de Daredevil fue cancelada, para ser relanzada solo un mes después dentro del sello Marvel Knights. Esta idea, pensada por Joe Quesada al poco de hacerse cargo de la editorial, estaba destinada a reflotar algunos personajes Marvel de carácter más urbano y menos superhéroico, dándoles un toque diferente y algo más adulto. Eso sin llegar a ser una serie MAX y estando en relación con el resto de personajes del universo Marvel. En el sello Marvel Knights salieron maravillas como el Punisher de Ennis/Dillon, relanzamientos más que acertados como el de DD y series entretenidas como la de Spiderman.


Centrándonos en la colección de DD, el cambio al sello Marvel Knights fue todo un acierto. La colección clásica estaba de capa caída y cuando cerro en el número 380 era una de las menos seguidas de la editorial. Daredevil salvo en momentos puntuales nunca ha gozado de grandes ventas. Con el relanzamiento se consiguió llamar la atención del público y poner la serie de nuevo en boca del público.

Gran parte de la culpa fue también del guionista de la serie, que no fue otro que el director de cine Kevin Smith. Desde que firmará películas como Mallrats o Clerks, Smith ganó cierta popularidad entre el público y los pocos cómics que ha escrito han sido éxitos de ventas. Su etapa en Green Arrow fue muy interesante y Batman: cacofonía merece mucho la pena. Lástima que sea tremendamente lento escribiendo y en más de una ocasión deje colgadas las historias durante años o incluso indefinidamente.

Smith escribió el arco inicial de la colección que se titulo Diablo guardian y extendió a lo largo de ocho número. Contó con el propio Quesada como dibujante y Jimmy Palmiotti de entintador. La historia cogía todos los elementos clásicos de Daredevil y los combinaba de manera acertada. Teníamos a Bullseye, la Viuda Negra, Karen Page, un misterio con algún toque paranormal y un enemigo en las sombras del que no conocemos su identidad hasta casi el final.


Se nota que el autor es un fan del personaje ya que la historia bebe directamente de la saga Born Again. Pero claro Smith no es Frank Miller y a pesar de que lo intenta no llega ni por asomo a la calidad de esa obra. Smith juega con el personaje, le trastorna y vuelve su mundo del revés para hacerle más fuerte y terminar saliendo victorioso. El problema es que por el camino se queda un personaje como Karen Page y que algunas tramas, como la de Bullseye que comento más abajo, se quedan a medias.

No digo que la historia este mal pero resulta algo confusa en algunos momento y muy alargada. Pero sin duda el gran pero es el villano encubierto, que no es otro que Misterio. Me cuesta creer que DD son sus sentidos agudizados, no sea capaz de darse cuenta de las ilusiones de este personaje. Aunque el autor  justifica de en cierto modo. El final, con Misterio suicidándose como si fuera Kraven en La última cacería, es aún más increíble. Todos sabemos que en los cómics pocos personajes mueren definitivamente, pero es que de Misterio no hay quien se lo crea.


En un momento del cómic Bullseye entra en el convento de Magie, la monja que había salvado a Matt en Born Again, asesina a casi todas las religiosas y a Karen. Es una escena muy sangrienta e impactante. Pasado este momento el asesino no vuelve a salir y la historia sigue su curso. Inicialmente Smith tenía planeado continuar esta trama de Bullseye en una miniserie aparte llamada Target, donde entre otras cosas se vería el enfrentamiento definitivo con Daredevil. Finalmente Kevin Smith solo escribió un solo un número, dibujado por Glenn Fabry, en 2002. Según parece no tenía tiempo por sus compromisos cinematográficos. El cómic en cuestión lo leí y no estaba mal, además el dibujo de Fabry era, como siempre, muy bueno.

El dibujo de Quesada para Diablo guardián es muy bueno, lleno de dinamismo y escenas espectaculares. Siempre me ha gustado el trabajo de este autor que en los últimos años debido a sus labores en las oficinas de Marvel se ha reducido drásticamente. Sigue haciendo portadas de manera regular pero verle de dibujante completo cada vez es más raro.

La segunda saga de DD en Marvel Knights tuvo mucha menos relevancia y es fácilmente olvidable. Para los guiones se contó con David Mack, un autor independiente que pretendía darle a la colección un aire distinto. También se encargó de parte del dibujo junto a Quesada y de las portadas. A mi sinceramente esta historia me gustó bastante a nivel visual. Es completamente diferente a lo que vemos habitual en los cómics de supers y tiene páginas realmente bonitas donde los textos que narran la historia se combinan con el dibujo.


Respecto a la historia tenemos la primera aparición de Eco, una chica sorda pero con la habilidad de mimetizar las habilidades que vea en otras personas. Es curioso ver como interactúa con Daredevil y podría haber sido el nuevo personaje femenino de la serie. Por desgracia Eco apenas tuvo trascendencia en la colección pasada esta saga. Mack volvió a la serie durante una pequeña historia años después y poco más. Bendis la recuperó en Los Nuevos Vengadores pero su aportación fue mínima, poco más hizo además de matar a la Elektra skrull.

Dejando a un lado todo esto la historia original de Mack, que duró del número 9 al 15 de la serie, esta bastante bien y merece mucho la pena su lectura. Es una saga que queda muy a la sombra de los números de Smith previos y los de Bendis posteriores pero yo guardo un gran recuerdo de ella. De hecho me gustó mucho más que la de Smith, me pareció más fresca y novedosa.


Todos estos cómics fueron publicados por Planeta en la serie mensual de Daredevil que comenzó a principios del 2000. Luego con el paso de los años han han sido reeditados en tomos de tapa dura que no creo cueste mucho encontrar en las tiendas de cómics.