Búsqueda personalizada

lunes, 11 de mayo de 2015

Darth Vader número 1 de Guillen y Larroca.

Ya esta a la venta desde hace un par de semanas el primer número de la cabecera de Star Wars protagonizada por Darth Vader. Al igual que la otra serie de la saga que comenzó el mes pasado, esta esta situada justo después del Episodio 4 y la destrucción de la Estrella de la Muerte. Incluso hay una pequeña referencia al número uno de la otra cabecera de Star Wars.


El guión corre a cargo de Kieron Guillen, autor británico que durante los últimos años ha sido de los escritores más destacados en Marvel gracias a series como Thor, Loki o la Patrulla-X. Yo la verdad es que por unas cosas y otras solo había leído cómics sueltos de Guillen, creo que la única historia completa suya que he leído fue la miniserie de SWORD qeu sacó hace años y me gustó mucho. El dibujante es Salvador Larroca que retrata perfectamente tanto a Darth Vader como al resto de personajes que pululan por la colección. Larroca es el autor perfecto para una serie como esta donde priman los elementos de ciencia ficción.


Este fin de semana Salvador Larroca ha visitado Madrid para promocionar este primer cómic de Darth Vader. Ha pasado por varias tiendas de la capital entre las que se encontraba la Fnac de Callao el viernes por la tarde. Además de firmar el cómic de Vader también aproveché para que me dedicara algunos tomos de Iron Man. Un tipo simpático y un gran profesional. Me parece un gran dibujante y en concreto en Iron Man hizo los mejores cómics de su carrera y dejó una etapa, junto a Matt Fraction, para el recuerdo.


El propio Larroca comentó una anécdota durante la sesión de firmas. En una de las páginas del cómic aparece un personaje con un visor en el ojo izquierdo hablando con el Emperador. Apenas sale dos viñetas y el dibujante valenciano decidió dibujarse a si mismo como este personaje. Según parece en los próximos números se convertirá en un habitual, así que veremos a Larroca a menudo por el cómic, cosa que ni el propio autor se imaginaba.

Viendo este primer cómic la serie pinta bien. Solo un número es muy poco para decir si la serie será buena o mala. De momento tenemos un protagonista carismático como pocos,  una historia en principio interesante y un buen dibujo. Para mi suficiente para seguir adelante.