Búsqueda personalizada

lunes, 18 de abril de 2011

La noche más oscura: noviembre (mes 7).


Encaramos la recta final de la saga con una de las partes más interesantes de todo el relato. La batalla contra Nekron y el resto de Black Lantern pone contra las cuerdas a los héroes de la Tierra. Al final del episodio anterior las filas de los héroes se ven reforzadas por nuevos portadores para todos los anillos. Esto supone un arma de doble filo ya que entre estos nuevos portadores se encuentran villanos como Luthor o el Espantapájaros.

El séptimo episodio comienza con Nekron interrogando a los Guardianes del Universo retenidos en su poder. La escena es bastante tensa y son salvados por los pelos gracias a los principales miembros de los cuerpos espaciales y los nuevos portadores, todos ellos capitaneados como no podía ser de otra manera por Hal Jordan. La balanza se empieza a inclinar del lado de los héroes hasta la entrada en escena de Mano Negra, que ataca sin piedad y ayuda a Nekron. De todos los personajes el peor parado es Atrocitus. Mano Negra y el líder de los Red Lantern intercambian algunas palabras y se deja caer que en el pasado tuvieron más que palabras. Jordan interviene y consigue salvar a Atrocitus.

El resto de personajes recomponen las filas y se disponen a contraatacar a Mano Negra. En ese momento Luthor y el Espantapájaros son dominados por sus anillos. El doctor Crane siente que tiene por primera vez poder real y se vuelve loco. Luthor por su parte es dominado por la avaricia de su anillo naranja le nubla el conocimiento y ataca al Espantapájaros hasta arrancarle su anillo amarillo. Reforzado por este nuevo poder decide atacar al resto de sus compañeros para hacerse con sus anillos.


Cambiamos de escenario y pasamos al espacio. Allí encontramos a John Stewart rodeado por un enjambre de Black Lantern y luchando desesperadamente por evitar que lleguen a la Tierra. Estos refuerzos supondrían el empuje definitivo para las fuerzas de Nekron y la aniquilación de la vida en el universo. Stewart apenas resiste el ataque pero en el útlimo momento recibe la ayuda del resto de los corps. Red, Green, Blue y demás corps comienzan una épica batalla contra los Black Lanterns en medio del espacio. Entre este nuevo ejército tenemos las caras familiares de Kyle Rayner, Guy Gardner y el resto de personajes que durante estos últimos años han aparecido como secundarios de los corps de todos los colores.

Mientras en la Tierra los héroes consiguen doblegar a Luthor. Toda esta distracción es aprovechada por Nekron y Mano Negra para matar a uno de los Guardianes y arrancarle las tripas. Mano Negra las coge y entierra invocando un nuevo poder. De la tierra surge una entidad blanca, el verdadero objetivo de los Black Lanerns. Nekron comienza a golpearla sin piedad con su descomunal guadaña. Ganthet pone sobre aviso a Jordan. Esa entidad es el poder de la vida, si muere la vida en el universo perecerá con ella. Hal comprende que con semejante poder podría acabar definitivamente con los Black Lanterns y se lanza a por él. Desgraciadamente Sinestro tiene la misma idea y se adelanta a Hal, adquiriendo el poder y convirtiéndose en el primero de los White Lanterns.


Johns nos trae un número épico. Los personajes se comportan de forma natural de acuerdo a su trayectoria. Las reacciones tanto de Luthor como del Espantapájaros son las que más o menos nos podríamos esperar después de conocer a ambos. Los diálogos entre los lanterns durante la batalla espacial me han encantado, de hecho esta ha sido una de mis secuencias favoritas de toda la saga.

El dibujo de Reis sigue la tónica habitual. El detalle de las viñetas panorámicas que comentaba en algún post anterior queda aquí mucho más diluido y con ello se gana espectacularidad. Todo el número es brillante pero la escena en de la batalla espacial me ha gustado especialmente. La doble página de los corps pasando a la acción con los principales miembros de los Green Lantern en primer plano me ha encantado y las páginas siguientes con la batalla son espectaculares como pocas. También me ha gustado el final con Sinestro alzándose más poderoso que nunca. Una doble página no especialmente espectacular pero si muy impactante. Excelente trabajo el llevado acabo por el artista brasileño en toda la saga y en este número especialmente.