Búsqueda personalizada

jueves, 15 de octubre de 2009

Punisher War Zone: la resurrección de Ma Gnucci, de Ennis y Dillon.

Ficha técnica:

- Guión: Garth Ennis.
- Dibujo y portadas: Steve Dillon.
- Color: Matt Hollingsworth.
- Edición española: Publicado por Panini en un tomo 100 % Marvel con 144 páginas y un precio de 12 €.


Historia:

Hace años Punisher acabó con Ma Gnucci, la líder de una de las familias mafiosas más importantes de Nueva York. Después de aquello Castle siguió con su misión exterminadora pero ahora Ma ha vuelto dispuesta a vengarse de Punisher.

Opinión:

Ennis ha sido el mejor autor que ha tenido Punisher a lo largo de sus más de treinta años de historia. Hace ya casi 9 años que el guionista irlandés se hizo con los guiones de vigilante de la calavera. A lo largo de esta etapa le hemos visto escribir historias desenfadas y con mucho humor negro (Marvel Knights) o serias y sombrías (MAX). Este tomo pertenece a las primeras, aunque Panini por razones desconocidas nos diga que es MAX.


Su primera historia fue una larga maxiserie de 12 números titulada Queridos vecinos. En ella Castle volvía a Nueva York después de una temporada fuera (mejor ni recordarlo) y se fijaba como objetivo a la familia de los Gnucci. La historia acababa con Ma Gnucci, la patriarca de la familia, muerta junto a casi todos sus subordinados. Atendiendo al tono relativamente realista de esta serie la idea de traer de vuelta a este personaje me parecía muy extraño y fuera de lugar. Todo ello queda explicado en el tomo y no chirría en absoluto.

En el tomo encontramos todos los elemento clásicos de la obra de Ennis, y en concreto de su etapa en Marvel Knights: Punisher. Perdedores sin remedio, situaciones surrealistas, violencia, escenas de acción magníficas y un Punisher sin nada de piedad ni remordimientos. Todo ello acompañado de un humor negro y es que a un tipo como Punisher es mejor no tomarle en serio, aunque siempre sin caer en el ridículo o la vergüenza ajena.

El dibujo de Dillon queda perfecto para este tipo de historias. Si cuando le toca trabajar con superhéroes se le ve que no esta en su ambiente, en este tipo de series, más “realistas”, se luce. Las escenas de acción, llenas de disparos, explosiones y gente cayendo por todas partes, quedan geniales en los lápices del genial Steve Dillon. Incluso la repetición de caras, el verdadero defecto de este autor, pasa totalmente desapercibido.


Me encanta el Punisher de Ennis y el binomio Ennis/Dillon me parece uno de las mejores equipos creativos del cómic actual. Por ellos no puedo hacer otra cosa que recomendar este tomo, lleno de acción, humor negro y cachondeo. Una muy digna continuación a la excelente maxiserie Queridos Vecinos y el broche de oro a la larga etapa de Ennis como guionista de Punisher. Hay que leerlo.

1 comentario:

Yota dijo...

Pues le meteremos mano en breve que lo tengo en la pila de pendientes.