Búsqueda personalizada

jueves, 22 de enero de 2015

Zombo: you smell of crime and I'm the deodorant! de Al Ewing y Henry Flint.


Ficha:
Guión: Al Ewing.

Dibujo: Henry Flint.

Edición original: Publicado en la revista 2000AD en los progs 1740 a 1749 y 1825 a 1834.

Edición española: Inédito.



Opinión:


¿Alguien recuerda a Zombo? En el 2013 publiqué la reseña de su primer tomo recopilatorio, a la que podéis echar un vistazo aquí. Por si acaso vamos a recordar un poco quien es este personaje. Zombo es un zombie creado por el gobierno para ser usado como protector de los humanos que viajan a planetas desconocidos en los que el peligro acecha en cualquier lugar. A pesar de ser un zombie le han conseguido "domesticar" por lo que no es un peligro para los humanos. Esta era la idea que se nos planteaba en la primera historia del tomo anterior. La segunda era mucho más alocada y convertía a Zombo en un fenómeno de internet y una cantante de éxito. 


Este segundo tomo cuenta como el anterior con dos arcos argumentales. En el primero de ellos conocemos a Obmoz, el reverso oscuro de Zombo. Este personaje ha sido creado por el mismo programa del gobierno, es mucho más fuerte que el protagonista y en principio esta igual de controlado. No obstante no tarda en librarse de este control y sembrar el caso allá por donde va. Esto se traduce en una ingente cantidad de sangre, vísceras y chiste sobre huevos a lo largo de toda la historia. Finalmente Zombo consigue acabar con su malvado hermano pero a un alto precio, su muerte. 



La segunda historia arranca con Zombo muerto y con los científicos intentando resucitarlo. Como uno de ellos dice "solo esta un poco más muerto de lo normal". Esta historia presenta a un nuevo grupo de villanos que, según lo mostrado, irán saliendo en posteriores entregas. Estos nuevos enemigos de Zombo consiguen apoderarse de su mente y le obligan a sembrar el caos por el laboratorio y las instalaciones. Zombo consigue librarse y se pone manos a la obra para acabar con una invasión alienígena. Una locura total del historia que cuenta con algunos de los mejores chiste de toda la colección.


Esta historia tiene un par de cameos realmente espectaculares. Entre los científicos encargados de resucitar a Zombo encontramos a los cuatro fantásticos. Al Ewing se toma la libertad de meter una genial parodia a la primera familia de Marvel. Eso si los pobres no acaban nada bien, no espereis volver a verlos por aquí. Otra gran parodia de este cómic son los Sc4rabs, un popular grupo de música cuyo mayor éxito es Let it Bleed, compuesto por Jim Lemon, Sir Tim McTimothy, Harold Krishna y ese otro tío del que nadie se acuerda. Grande la portada de Henry Flint recordando la de Abbey Road.



En cuanto a los autores poco que añadir a lo dicho en la anterior entrega. Al Ewing y Henry Flint siguen a los mandos de zombo y por lo que parece tiene pensadas al menos un par de sagas más, es decir otro tomo. Poco a poco han ido dando forma a una de las mayores locuras que he leído en un cómic. Unas historias que dejan de lado por completo el sentido común en favor del cachondeo y la espectacularidad.


Estas dos historias del tomo se completan con un par de especiales que aparecieron en los Free comic book day del 2012 y 2014, así como otra historia de un par de páginas en donde se nos muestran de nuevo los poderes del Zombo. Al final del tomo encontramos también las habituales biografías de los autores, portadas de Henry Flint para 2000AD relacionadas con Zombo y bocetos previos para algunas de sus páginas y un diseño de personajes. Una edición muy buena y completa que recoge todo lo aparecido del personaje desde la publicación del primer tomo.




Ewing ha comentado que tiene en mente al menos un par de arcos argumentales más pero de momento no hay noticias de cuando saldrán. Lo mismo este año hay suerte y tenemos la esperada quinta historia de Zombo. De momento no hay ninguna novedad.


Zombo sigue siendo una de las historietas recientes más populares de la revista y motivos no le faltan. Los autores han dado con un personaje carismático y divertido, lleno de humor negro y en el que pueden sacar todo tipo de parodias. Eso si la cosa va perdiendo frescura y novedad con el paso de las diversas aventuras de Zombo. A pesar de ello sigue siendo una lectura recomendable con la que echarse unas risas. Yo desde luego me apunto a leer más historias de este personaje.