Búsqueda personalizada

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Daredevil: Frank Miller (III). Born Again.

 
El post de hoy es el primero, de dos, en los que iré comentando y desgranando Born Again. Esta obra no solo es la mejor de cuantas se han publicado protagonizadas por DD si no que es uno de mis cómics favoritos de todos los tiempos. Hoy trataremos la historia y los personajes protagonistas.

La historia comienza con una traición. Karen Page, la secretaria del bufete que habíamos conocido en los primeros números de la colección, es ahora una yonki capaz de cualquier cosa con tal de conseguir su próxima dosis. Cosas como que Matt Murdock, su antiguo amor, es el vigilante neoyorkino Daredevil. Con el paso del tiempo la información es intercambiada de unos a otros hasta llegar a los de Kingpin que lo primero que hace es mandar ejecutar a todos los intermediarios. A partir de aquí traza un meticuloso plan para acabar con la carrera de abogado de Matt, destruir su casa y quitarle todo su dinero.


Matt no tarda en descubrir quien es su enemigo. "Era un buen trabajo Kingpin, no deberías haberlo firmado", afirma el ahora ex abogado mientras sostiene los restos de su traje de DD ante las ruinas de su casa. La situación es desesperada y Matt no puede pensar con claridad. Hambriento y débil se presenta en las oficinas de Kingpin para acabar con él. Las cosas no salen como tenía pensadas y nuestro héroe acaba con una paliza de muerte atado a un coche robado que es hundido en el río. De alguna manera consigue liberarse y salir del agua, solo para cruzarse en el camino de Turk, un delincuente de poca monta, que le apuñala en el estómago. Finalmente un Matt Murdock medio muerto termina por caer en el antiguo gimnasio de su padre.

Allí es recogido por, la hermana Maggie, es llevado a un refugio donde le curan sus heridas. Las semanas van pasando y Matt termina completamente sano, sabe que debe actuar contra Kingpin, pero sin precipitarse, esta vez va a pensar cuidadosamente sus movimientos.

Mientras el resto de personajes siguen adelante con su parte en la saga. Karen se da cuenta del tremendo error que ha cometido y decide intentar avisar a su antiguo amante. Para ello comienza un viaje casi suicida de vuelta a Nueva York. Ambos personajes terminan encontrándose y fundiéndose en un abrazo. "No he perdido nada" es cuanto Matt le dice a Karen, con su cuerpo totalmente sanado de su anterior pelea.


El semblante de Kingpin así como su aplastante confianza poco a poco van erosionándose. Cuando las autoridades encuentran el coche vacío en el fondo sabe que algo no ha salido bien, "no hay cuerpo" se repite el villano una y otra vez. Según pasan las semanas su ansiedad va creciendo hasta que decide traer a Nuke. Este mercenario sembrará el caso y la destrucción por el barrio de Hell´s Kitchen para hacer salir a DD de su escondite y poder acabar con él de una vez por todas. Ante esta situación Matt no puede quedarse de manos cruzadas, se pone su uniforme rojo y vence a Nuke.


Para Born Again, Miller decidió acabar con todo lo que es importante para Matt Murdock. Privarle de todas sus posesiones, apoyos y medios. Cuando esta agotado tanto física como emocionalmente toca destruirle por completo con el enfrentamiento con Kingpin y el navajazo por parte de Turk. A partir de este punto Matt deberá curarse, concentrarse en lo ocurrido y trazar un plan para acabar con su adversario.

Kingpin siempre había sido mostrado como el gran jefe de los bajos fondos de Nueva York pero nunca le habíamos visto tan retorcido y sádico como en esta saga. Kingpin traza un plan meticuloso para acabar tanto con la vida civil como superheroica de Murdock, en sus propias palabras "el único hombre bueno que jamas ha conocido". Todo sale a la perfección pero queda un cabo suelto que hará que poco a poco irá resquebrajando la seguridad del villano, el cuerpo ha desaparecido. Esto le hará precipitarse y cometer errores como traer a Nuke y convertir el barrio de Hell´s Kitchen en una zona de guerra.



De esta manera podemos ver como héroe y villano recorren  en realidad el mismo camino pero en direcciones opuesta. La calma y la determinación que muestra el villano al comienzo son las que tiene DD en la segunda mitad. Como ya adelanta el título de la historia, Matt Murdock renace después de sufrir su mayor derrota a manos de su enemigo más temido. Born Again es la historia de como un héroe resurge, más fuerte  psicológicamente y más decidido que nunca a luchar contra el crimen.

Ben Urich es uno de los secundarios fundamentales de la serie y tiene su particular proceso de renacimiento en esta saga. Por medio de amenazas directas, incluido un intento de asesinato de su mujer, Kingpin consigue asustar al periodista y hacer que no escriba sobre sus actividades o la situación de Murdock. Increíble la escena en la que su informador policial es asesinado y Urich lo recibe todo en una llamada telefónica. El terror que siente el periodista le hace evitar siquiera decir el nombre de su amigo.



Pero esto cambia, Urich se enfrenta al peligro y decide comenzar una serie de artículos para delatar a Kingpin y esclarecer lo ocurrido con su amigo Murdock. En cierta manera el periodista del Bugle sale, al igual que el protagonista de la serie, de las tinieblas reforzado y determinado a llevar a cabo su trabajo.

En la parte final salen de manera fugaz los Vengadores, en concreto Capitán América, Thor y Iron Man. Son ellos los que se hacen cargo de Nuke una vez es derrotado por DD y para nada se muestran amigables con él. Iron Man en concreto le avisa de que debe mantenerse alejado del mercenario. Una imagen muy oscura y siniestra de los héroes más poderosos de la Tierra.


El Capitán tiene una aparición posterior casi al final de la historia en la que descubre, y ya de paso los lectores, el origen de Nuke. Según encuentra en unos archivos secretos de SHIELD, Nuke es el resultado del único sujeto superviviente de una serie de experimentos que tenía como resultado volver a sintetizar el suero del supersoldado. Una noticia demoledora para el vengador que siempre ha representado los ideales del país y que ahora acaba de descubrir como se llevan años realizando horribles experimentos en él.

El próximo post, con el qeu definitivamente acabaré le repaso a esta saga y la etapa de Frank Miller, estará centrado en la labor gráfica de David Mazzucchelli y en las consecuencias que ha tenido Born Again en la serie de Daredevil.