Búsqueda personalizada

viernes, 30 de abril de 2010

Temblores con Kevin Bacon.

Ficha técnica:

Director: Ron Underwood
Interpretes: Finn Carter, Fred Ward, Kevin Bacon y Michael Gross.
Título original: Tremors Género: Terror País: Estados Unidos
Duración: 96 minutos Año: 1988


Historia:

Un pequeño pueblo del desierto de Nevada en EE. UU. es atacado por unos gusanos gigantes carnívoros. Sus habitantes deberán luchar por sus vidas e intentar escapar antes de convertirse en la siguiente comida de estos repugnantes seres.

Opinión:

Temblores es una de esas sagas que los aficionados a la serie B guardan con especial cariño. A lo largo de 4 películas (con rumores de una quinta en camino) y una serie de televisión nos fueron enseñando a unos gusano devoradores de carne de apetito insaciable. La película original supuso la presentación de estas criaturas y algunos de los principales personajes de la saga, en un film más que correcto. Pero según fueron pasando las entregas la formula se fue gastando dando lugar a secuelas bastante malas.

Entre el reparto de esta primera entrega de la saga encontramos algunos nombres conocidos del cine actual. Los protagonistas indiscutibles son un jovencísimo Kevin Bacon, que en esta película iba dando sus primeros pasos en el mundo del cine, y el veterano Fred Ward que luego repetiría en la secuela. En esta película encontramos también a Michael Gross que con el paso de las secuelas se convertiría en el personaje más popular de toda la saga al aparecer en todas las películas y la serie. No obstante su papel en esta primera película es más secundario aunque no por ello menos cómico.


Temblores tiene el espíritu de las películas de bajo presupuesto, presentado una historia fundamentada más en los diálogos entre los personajes o en tomar el plano adecuado que en mostrarnos unos espectaculares monstruos. La película tiene una primera parte con cierta tensión y misterio para luego dar lugar a situaciones más cómicas y con toques de aventuras. En ningún momento se toma en serio a si misma y nos ofrece puro entretenimiento y cachondeo a lo largo de la hora y media que dura su metraje. Diversión en estado puro.

Olvidaros de las secuelas y quedaros con esta primera parte que es la única que merece la pena.

1 comentario:

Yota dijo...

Que mítica, creo que todavía la tengo por ahí en vhs original XD