Búsqueda personalizada

viernes, 16 de abril de 2010

El truco final de Christopher Nolan.

Ficha técnica:

Director: Christopher Nolan.
Intérpretes: Hugh Jackman, Scarlett Johansson, Christian Bale, Michael Caine, Rebecca Hall, Andy Serkis, Piper Perabo, David Bowie.
Título en VO: The prestige. País: USA Año: 2006.
Fecha de estreno: 12-01-2007 Duración: 130 min. Género: Drama


Historia:

A finales del siglo XIX dos magos compiten en Londres por ser el mejor en su profesión. Los trucos empleados por ambos son cada vez más sorprendentes y espectaculares llegando a poner en peligro su propia vida.

Opinión:

Christopher Nolan es uno de los directores más valorados en Hollywood de los últimos años. Junto a su hermano es el responsable de la resurrección cinematográfica de Batman y sus films están muy cotizados. En El truco final se rodea de buenos actores para contarnos una historia sorprendente donde mezcla magia y ciencia a partes iguales.

La narración en un principio puede hacerse algo caótica ya que va intercalando fragmentos del pasado con otros del presente. No obstante según avanza la trama esta confusión se va aclarando y pasados 20-30 minutos no es difícil situarse en que punto nos encontramos.


Hugh Jackman y Christian Bale demuestran en esta cinta que son mucho más que Lobezno y Batman. Dan vida a dos personajes totalmente obsesionados con el éxito y con vencer a su rival. Ambos personajes son más parecidos de lo que querrían reconocer y no se detendrán ante nada para conseguir sus objetivos. Ambos actores realizan un papel sobresaliente dándole en todo momento credibilidad a las increíbles acciones de sus personajes.

Acompañando a los dos protagonistas encontramos algunas caras muy reconocibles del cien actual. Entre ellos esta otro de los colaboradores habituales de Christopher Nolan, Michael Caine, que interpreta a un ingeniero encargado de diseñar las máquinas y artilugios usados en los trucos. También podemos ver a Scarlett Johansson haciendo de ayudante, aunque en un papel bastante secundario.

Uno de los puntos que más me ha llamado la atención de la película es el tratamiento que se hace de los magos. El film nos presenta la gran rivalidad existente entre los miembros de este gremio y como se espían unos a otros para descubrir los trucos de los rivales. En esta competición todo vale y los engaños y las mentiras están a la orden del día. Además estos magos combinan la ilusión con las técnicas científicas para intentar ir un paso por delante de su rival.

El truco final es una película bastante buena, con grandes actuaciones y giros de guión muy interesantes. El final contiene bastantes sorpresas, algunas de ellas se ven venir pero otras son completamente inesperadas. Gran película.



El post de hoy va dedicado a mi amigo Óscar que durante un año y medio, todas las semanas, me ha ido diciendo lo bien que estaba esta película. Ya te dije que acabaría viéndola.

2 comentarios:

Yota dijo...

Una de las películas que más me gustaron de cuantas vi en el año 2008, todo en ella es magistral, hasta la parte más fantástica.

sofia martínez dijo...

Vi esta película por Scarlett Johansson, está divina, “El Truco Final” nos oferta una serie de actividades de extrema competición profesional con ánimo de venganza familiar y tono de misterio, por cierto me recuerda a “El Hipnotizador”, una serie de TV, tiene temática similar. En fin, la película tiene una historia entretenida en primera instancia, con diálogos rimbombantes y conjeturas rebuscadas nuestro director ejecuta una obra en fragmentos estilo puzzle pero sin llegar a los extremos, con una cuidadosa fotografía, escenarios planeados con la delicadeza de un gran artífice, maquillaje certero y fidedigno, es obvio que toda la producción se esfuerza por sacar la obra a flote sin el desventajoso desinterés del arrebato, sino con la intención de delicadeza, suspense y tensión, para los amantes de la taquicardia cuya percepción inspecciona hasta al más mínimo detalle, el cual será crucial en la película. Las virtudes de la cinta son evidentes, el guión es una obra escapista/ilusionista con el simple propósito de engañar al espectador y hacerlo sentir diversas emociones; la dirección de actores es exquisita.