Búsqueda personalizada

miércoles, 14 de abril de 2010

Luego dicen que se piratea.

Soy el primero que opina que las películas deben verse en el cine que es donde realmente se disfruta del sonido y la imagen que nos ofrecen. Las versiones que cualquiera nos podemos descargar de internet o comprar en los top manta tienen una calidad bastante baja la mayoría de las veces. Pero ultimamente parece que los estudios de cine se han propuesto que nos pasemos a la pirateria o directamente dejemos de ir al cine.

Por un lado el precio de las entradas es cada vez más caro. En Madrid de un tiempo a esta parte el precio ha subido hasta los 8 euros. Un precio a mi parecer muy alto (y más si vas acompañado) por unas dos horas de película. Además con la llegada de las 3D el precio se ha disparado en algunos casos a los 12 euros. Reconozco que hay películas perfectas para esta nueva tecnología pero en otras me parece absurdo.

Otro punto negativo es el tiempo que en algunas ocasiones pasa entre el estreno original y el estreno en España. Casos como el del remake de Pesadilla en Elm Street (en América en abril y aquí no llegará hasta agosto) o el de Los perdedores (allí en abril y aquí para otoño) son solo dos de los casos más próximos. En este lapso de tiempo las películas se suelen haber editado en DVD por lo que las descargas tienen una gran calidad. La gente que tiene ganas de ver una película puede optar por la descarga y en muchos casos no ir al cine. Este periodo entre estrenos debería ser lo más corto posible.

Con todo esto no quiero fomentar la piratería ni nada por el estilo. Es solo mi opinión acerca de mis formas de ocio favoritas y de la que por desgracia cada vez disfruto menos.