Búsqueda personalizada

viernes, 6 de junio de 2014

X-Men: días del futuro pasado de Bryan Singer.

Ficha:

Director: Bryan Singer.
Intérpretes: Jennifer Lawrence, Nicholas Hoult, Peter Dinklage, Hugh Jackman, Michael Fassbender, Ellen Page, James McAvoy, Anna Paquin, Ian McKellen, Halle Berry.
Título en VO: X-Men: Days of Future Past. País: USA.
Año: 2014. Fecha de estreno: 06-06-2014. 
 



Historia:

En el futuro la tierra ha sido arrasada por los centinelas, gigantescas máquinas creadas por los humanos para acabar con los mutantes. Apenas quedan un puñado de supervivientes entre los que se encuentran los X-Men. Pero aún queda una esperanza, si pudieran viajar en el tiempo y evitar el asesinato de Bolivar Trask a manos de Mística el gobierno cancelaría el programa Centinela. Una tarea que solo puede llevar a cabo Lobezno.

Opinión:

Hace unos años se estreno X-Men: First class que nos mostraba como el profesor Xavier y Magneto se conocían, forjaban su amistad y finalmente se distanciaban por sus diferencias ideológicas. La película fue toda una sorpresa, no me esperaba nada de ella y acabó convirtiéndose en una de mis favoritas de la saga. Con todo ello tenía muchas ganas de ver la entrega de este año de los X-Men. La idea de adaptar la saga Días del futuro pasado, una de mis historias favoritas de estos personajes, y que Bryan Singer volviera a sentarse a dirigir eran dos de los grandes alicientes con los que partía.

Lobezno es la piedra angular del universo mutante cinematográfico. Para esta cinta se inventan una excusa para que sea este personaje el que viaje en el tiempo en vez de Kitty como en los cómics. La primera mitad de la película Logan es el protagonista pero poco a poco va desapareciendo. En la escena final apenas hace nada. Después de toda la película sin tener ni una sola pelea decente me esperaba que al final, por lo menos, rajara un centinela. La verdad es que me ha dejado muy frío este detalle.


Esta perdida de importancia de Logan es aprovechada por Xavier, en concreto por su versión joven, que se alza como el gran protagonista de la película. Este personaje se muestra muy diferente a lo visto en otras ocasiones, aquí tenemos a un hombre destruido que ha renunciado a sus sueños. Mística también tiene un gran peso en la trama y Jennifer Lawrence, la actriz que la da vida, sigue aumentando su ya meteórica carrera. Por el contrario Magneto queda relegado a un papel más predecible, alejado de la sorprendente interpretación de la anterior entrega a cargo de Michael Fassbender. Una pena por que este personaje da para mucho más.

Quizá la mejor escena es la de Mercurio. Este personaje tenía todas las bazas para convertirse en la gran decepción de la película debido al aspecto que le han puesto o la polémica con la futura cinta de los Vengadores. Nada más lejos de la realidad. Este mutante funciona de maravilla y encaja en la historia de manera perfecta. Su poder de supervelocidad da pie una espectacular escena y que sirve de ejemplo de como mostrar esta habilidad en otras películas a personajes como Flash.


El resto de mutantes tienen una aparición más o menos testimonial y apenas se limitan a algunas escenas de acción en la parte del futuro o algún cameo fugaz. Tormenta, Sendero de Guerra, Bishop, Hombre de hielo o Coloso son solo algunos de los personajes que veremos en algún momento de la cinta. A pesar de la cantidad de mutantes del film la cosa queda muy limitada, cada uno tiene al menos una escena o frase que puede saber a poco pero es que las dos horas de película no dan para más.

El problema básico que le veo a Días del futuro pasado es la pérdida de la frescura y la novedad. Estamos ante la quinta entrega de los X-Men, séptima si contamos las de Lobezno, y es complicado dar con ideas nuevas. First Class hace unos años si tenía un buen puñado de novedades y conseguía dar un lavado de cara a los personajes. En cambio en Días del futuro pasado me ha dado la sensación de que gran parte de la trama ya la hemos visto antes. Lobezno enfurruñado, Magneto luchando con/contra los X-Men, Mística cambiando de aspecto sin mostrarlo en pantalla,... una serie de cosas que ya hemos visto muchas veces. Reconozco que en algún momento me he llegado incluso a aburrir.

Creo que es la única vez que he salido decepcionado del cine después de una película de los X-Men. No digo que esta sea peor que las dos de Lobezno en solitario o la tercera entrega, pero con estas me lo pase mejor. Días del futuro pasado esta bien planteada, el comienzo es muy bueno, pero poco a poco se va diluyendo. Echo en falta algo más de frescura y novedad como pudimos ver en la anterior película del grupo. Como ya he dicho una pequeña decepción.