Búsqueda personalizada

jueves, 5 de junio de 2014

Planet Hulk de Greg Pak.

Ficha:

- Guión: Greg Pak.
- Dibujo: Carlo Pagulayan y Aaron Lopresti.
- Portadas: Jose Ladronn.
- Edición original: Publicado por Marvel en el volumen 3 de Hulk números 92 a 105.
- Edición española: Panini lo ha publicado varias veces en nuestro país, la última de ellas en un lujoso tomo en formato Marvel Deluxe aparecido en noviembre de 2011, 34´95 €.



Historia:

Con la idea de que no vuelva a poner en peligro nunca más la vida de nadie en la Tierra, los Illuminati engañan y envian a un recóndito planeta. Allí deberá enfrentarse a mosntruos igual temibles monstruos e intentar sobrevivir a todo tipo de peligros.

Opinión: 
Han pasado ya más de ocho años desde la publicación de Planeta Hulk, una de las sagas más importantes de toda la historia del personaje y que a mi me encantó la primera vez que le leí. Hace poco he tenido la ocasión de releerla y, aunque algo menos que la primera vez, también me ha encantado.

El guionista Greg Pak nunca ha sido un superventas ni un autor muy conocido pero sin duda acertó con la tecla en Hulk. Pocos eran sus trabajos previos en el mundo del comic pero la idea presentada a Marvel fue lo suficientemente interesante como para que le contratasen. Cierto es que Marvel necesitaba hacer algo con Hulk que le mantuviera alejado de la Civil War, ya que sin duda con este personaje habría sido muy distinta.


Pak cogió al personaje cuando estaba perdido por enésima vez en medio de historias sin sentido y creo una de sus más grandes aventuras. Para ello sacó Hulk de sus habituales cliches y le puso en una situación que habría sobrepasado a cualquiera, pero Hulk no es cualquiera. Perdido en un planeta desconocido, debilitado y a punto de caer, Hulk deberá fortalecerse como nunca y asumir el papel de líder y salvador de un planeta entero. Una tarea casi imposible pero que él llevará a cabo a base de voluntad y pura fuerza bruta.

Planeta Hulk toma elementos de muchas otras historias y los va adaptando. El referente más claro es Espartaco, el gladiador que llevó a cabo una revolución y que casi acaba con el imperio romano. Hulk lleva un camino muy similar al de Espartaco aunque sus destinos son completamente diferentes. Hay algo también de Conan, un buen montón de traiciones, conspiraciones y un poco de humor. Planeta Hulk tiene de todo y lo mejor es que no hace falta leer nada más que la colección principal, no tiene cruces ni precuelas ni sacacuartos por el estilo.


Si la historia es buena el dibujo no se queda atrás. Carlo Pagulayan y Aaron Lopresti recrean todo un mundo para el disfrute de la vista de los lectores. El planeta esta plagado de criaturas y seres cuyo diseño y detalle nada tienen que envidiar a lo que podemos ver en películas de cine como Avatar. Si a esto le añadimos unas escenas de acción geniales y una épica sobresaliente tenemos uno de los tebeos más redondos de los últimos tiempos.

Casi al final asistimos a la batalla entre Hulk y el emperador de la que como era de esperar sale victorioso nuestro héroe. A partir de aquí vemos lo que podría ser el final de Hulk como personaje de los comics. Hulk alcanza la paz y tranquilidad que siempre ha querido en compañía de su esposa e intenta gobernar su reino. Un gran final para una vida llena de violencia. Pero Marvel no puede permitirse perder a uno de sus personajes y esta situación apenas dura un par de días. Toda la felicidad de Hulk se esfuma y la sed de sangre y venganza vuelven. El final de Planeta Hulk engancha directamente con World War Hulk, el que sería el gran evento Marvel del año y que devolvería al personaje a la Tierra, pero eso ya es otra historia.
 

Planeta Hulk es una gran historia que tiene momentos muy buenos y que hará disfrutar a todos los seguidores del personaje y de los cómics en general. Como ya comentaba es la segunda vez que la leo y me ha vuelto a encantar, aunque reconozco que sabiendo el final y lo que viene después pierde un poco de emoción. En cualquier caso es una obra que merece ser leída o releída y que garantiza un buen rato.