Búsqueda personalizada

jueves, 9 de febrero de 2012

Thunderbolts de Warren Ellis y Mike Deodato Jr.

Ficha:

- Guión: Warren Ellis.
- Dibujo: Mike Deodato Jr.
- Color: Rain Beredo.
- Portadas: Marko Djurdjevic.
- Edición española: Publicado por Panini a lo largo de 2008 en la colección Thunderbolts vol. 2 números 1 a 3 ( grapa, 48 páginas 3´25 €) y 5 a 10 (grapa, 24 páginas 1´95 €).
- Edición original: Publicado por Marvel comics en la colección Thunderbolts números 110 a
121.


Opinión:

La Civil War de los héroes Marvel de hace unos años nos dejó unos cuantos momento imborrables. Desde el desenmascaramiento de Spiderman hasta la muerte del Capitán América pasando por la vuelta de Punisher o el clon de Thor. De estos momentos uno de los que más me llamó la atención es ver como Iron Man y su panda fichaban a algunos de los mayores criminales del universo Marvel. De repente pirados como Bullseye o Veneno eran mejores que Steve Rogers. Cosa que nunca entendí pero eso es otra historia.

El caso es que acabada la guerra algo había que hacer con toda esta gente. La solución fue fácil, juntarlos a todos en el programa de rehabilitación de los Thunderbolts y pasado un año, si su compartamiento es adecuado, darles el indulto. Una idea disparatada que estaba claro que saldría mal, pero que a los lectores nos prometía momentos muy interesantes. Meter a todos estos chalados juntos era una bomba que estaba claro que explotaría tarde o temprano.

Ellis suele ser un autor al que le gusta meter el dedo en la herida y mostrarnos el lado más oscuro y desagradable de sus personajes. Con un grupo de psicópatas que se encontró en estos Thunderbolts pudo dar rienda suelta a toda su mala leche. Todos los personajes tienen como mínimo un momento en el que brillan con luz propia y en el que se nos muestra lo realmente mal de la cabeza que están. Me quedo con dos momentos en especial. La conversación entre Gargan y el simbionte donde vemos el miedo que le tiene y las intenciones del alienígena. Este es el verdadero Veneno, un tipo que da miedo y es una amenaza pública, nada de las porquerías descafeinadas que leemos habitualmente. Por otro lado me encanta el monólogo de Osborn cuando se pone el traje de Duende Verde. Mención especial a la viñeta en la que Osborn esta sentado en la taza del water con la máscara del Duende puesta, momentazo incontestable.


Todas este desquiciante guión necesitaba de un artista capaz de plasmarlo de manera oscura, sombría y tétrica. El elegido fue Deodato y no podrían haber dado más en el clavo. El dibujante brasileño da a la historia un tono más cercano al cómic de terror que al de superhéroes. El cuartel de los Thunderbolts se muestra aterrador, como si de un psiquiátrico se tratará. Las batallas son crudas y despiadadas, en todo momento da la sensación de que algo realmente malo va a ocurrir. Deodato nos sumerge en la locura imaginada por Ellis con resultados sobresalientes. Para mi su mejor trabajo.

Me sorprende que Marvel sacara esta colección al mercado tal cual, sin añadirle la coletilla de para lectores adultos. En sus páginas podemos encontrarnos con canibalismo, mutilaciones, referencias sexuales y burradas por el estilo. Realmente le falta poco para ser tan explícito como un cómic MAX.


Esta serie causó un gran impacto entre los lectores aunque por desgracia los autores que siguieron no llegaron ni de lejos a alcanzar el nivel de Ellis. Bendis debió de tomar buena nota de todo e intento imitar este estilo pero a gran escala en Reinado Oscuro. Para ello creo a los Vengadores Oscuros que venían a ser la versión para todos los públicos de los Thunderbolts de Ellis. Para esta colección contó además con Deodato como dibujante pero no fue lo mismo.

Estos doce números de los Thunderbolts son una lectura obligada y lo mejor que nos dejó todo el tema de la iniciativa posterior a la Civil War. Un cómic diferente que no deberíais perderos. Han pasado años desde su publicación y sigue conservando toda la fuerza del primer día. Están tardando en reeditarlo

1 comentario:

Yota dijo...

un puñado de números cojonudos, Ellis siembra aquí las raices para Vengadores Oscuros y Deodato compone páginas de ensueño.