Búsqueda personalizada

miércoles, 10 de diciembre de 2014

Más momentazos de Breaking Bad.

Termino el repaso por algunas de las mejores escenas de Breaking Bad, hoy vienen escenas de las temporadas finales y algunos de los mejores momentos de la serie.

Mike. Temporada tres.



Mike es otro de los grandes secundarios de Breaking Bad. Sus primeras apariciones son en la tercera temporada donde le conocemos como el hombre de confianza de Gus Fring. Un tipo capaz de hacer cualquier tarea que se le encargue desde eliminar a alguien que moleste, reclutar una banda para un trabajo concreto o hacer desaparecer pruebas incriminatorias. Según avanza la historia vamos sabiendo más detalles de su vida y como cuida de su nieta.

Yo soy el peligro. Temporada cuatro.



Skyler, la sufrida mujer de Walter, piensa como la mayoría de los espectadores al comienzo de la serie que su marido esta en peligro y que acabará mal. El señor White en cambio ve las cosas de otra manera y no duda en aclarárselo a su esposa con este genial diálogo. Una de las mejores y más recordadas escenas de la serie y motivos no le faltan desde luego.

La muerte de Gus Fring. Temporada cuatro.



Si algo se me ha quedado grabado de la cuarta temporada, además de la escena anterior, es el último capítulo. Nuestro protagonista va atando acabos y todos sus enemigos van cayendo a sus pies. La muerte de Gus es una de las más impactantes, si no la que más, de toda la serie. Gus es uno de los grandes villanos de la serie y su muerte me cogió de sorpresa, no me esperaba que pasara ni en ese momento ni de esa manera. 
Ajuste de cuentas en prisión. Temporada cinco.



Es complicado seleccionar momentos aislados de la última temporada por que cada capítulo tiene al menos una escena de las que marcan. Una de ellas es sin duda esta en la que una vez más Walter pone toda su inteligencia para acabar con sus enemigos. Con precisión quirúrjica un grupo de presos, que tenían información importante sobre sus actividades delictivas, es eliminado en un breve lapso de tiempo. Una escena terrible pero montada y dirigida de manera brillante.

Hank lo descubre. Temporada cinco.



Posiblemente nunca una visita al baño ha causado tato revuelo como la de Hank Schrader al final del episodio ocho de la quinta temporada. Hank ya había dado por imposible capturar a Heisenberg y de repente casi por equivocación descubre su identidad. Una escena que estábamos esperando desde el primer capítulo y que no decepciona. 


Hasta aquí el repaso a Breaking Bad através de diez de sus mejores momentos. Ya os digo que esta es una pequeña selección, la serie daría para sacar muchas más escenas impactantes. La tanda final de episodios es alucinante y casi se podría hacer un top ten de momentos solo con esos ocho capítulos. Ya lo he comentado antes y lo vuelvo a decir, una serie imprescindible que seguro volveré a ver.