Búsqueda personalizada

viernes, 13 de enero de 2012

El golpe de George Roy Hill.


Historia:

Durante los años 30 prosperaron a lo largo de los Estados Unidos todo tipo de delincuentes de mayor o menor categoría. En ocasiones los peces pequeños atacaban a algún pez grande por equivocación o para obtener un suculento botín. Johnny Hooker es un timador de poca monta aficionado al juego que pasa sus días en Chicago robando a ingenuos con los que se va cruzando junto a su compañero Coleman. en su último golpe la víctima era un correo de Doyle Lonnegan, un importante mafioso, que les reporta gran cantidad de dinero y problemas.

Después de repartirse el botín la casa de Coleman es atacada por los secuaces de Lonnegan y muere. Hooker decide vengar la muerte de su socio. Para ello contactará con Henry Gondorff, un maestro en el arte de la estafa, que ideará un complejo plan para robar a Lonnegan.

Equipo:

Detrás de las cámaras a cargo de la dirección se colocó George Roy Hill. Hill comenzó su carrera como director de producciones menores para la pequeña pantalla pero poco a poco se fue haciendo un hueco en el cine y terminó siendo el responsable de obras míticas. En 1969 firmó Dos hombres y un destino, la que sería la primera colaboración de Robert Redford y Paul Newman, y viendo la química entre ambos actores decidió volver a juntarlos para El golpe. Es habitual encontrar a estos dos hombres en el reparto de sus películas. En su filmografía encontramos todo tipo de géneros desde el western hasta la comedia o el drama.


Robert Redford y Paul Newman son los actores más destacados del cine americano de la década de los 70. Ambos considerados como herederos de los grandes galanes de los años 40 y 50. A lo largo de su carrera coincidieron en varios títulos y poco a poco. Sus películas suelen ser sinónimo de calidad y dejan en el paladar un regusto a cine clásico. A ambos actores les unía una gran amistad que se plasmó en las películas que compartieron.

Newman murió el pasado 2008 y estuvo vinculado al mundo del cine hasta sus últimos días. Participó en la película de Disney Cars prestándole la voz a uno de sus personajes. Redford por su parte se encuentra retirado y su ultima actuación fue en Leones por corderos hace ya cuatro años.


El trio protagonista lo cierra el británico Robert Shaw que da vida al cruel Lonnegan. Decir el nombre de Robert Shaw es recordar al mítico Quint de la primera entrega de Tiburón. Aquí da vida a un tipo completamente diferente. Educado, de buenos modales, despiadado pero igual de frió y seguro de si mismo. Sin duda estos son sus dos papeles más conocidos aunque entre sus películas encontramos títulos como 007 Desde Rusia con amor o Fuerza diez de Navarone donde coincidió con un joven Harrison Ford que empezaba a ser conocido tras su participación en La guerra de las galaxias.

Una escena:


La verdad es que la película esta llena de escenas para recordar como la de la partida de poker o cuando se descubre la identidad del asesino que persigue a Hooker. Pero sin duda la mejor es la del desenlace. Los personajes protagonistas consiguen engañar no solo a Lonnegan si no también a todos los espectadores. Uno de esos giros de guión que se recuerdan siempre.

Anecdotario:

- La historia principal esta inspirada en parte en hechos reales. Los hermanos Gondorf fueron dos timadores que vivieron en los años 30 en norteamérica y cuyas actividades fueron recogidas en un libro que sirvió de inspiración al guionista de El golpe.


- La película fue un éxito de taquilla en multitud de países, consiguió un total de más de 150 millones de dólares en el lejano 1973. Sus dos estrellas principales eran un gran reclamo en las pantallas de todo el mundo y la gente acudió en masa a verla. Redford y Newman junto al buen hacer de su director a la hora de dar una historia sólida y entretenida hicieron que el boca a boca extendiera la popularidad de la cinta

- Fue nominada a un total de diez Óscars de los cuales terminó ganado siete entre los que esta el de mejor película o mejor director. Cabe destacar que ese mismo año competía con otro mito del cine como es El exorcista, nominada también a diez estatuillas pero que solo ganó 2.

- Su banda sonora fue un clásico instantáneo y se llevo el Óscar en esta categoría. A día de hoy es una de las canciones más tarareadas del mundo del cine y de las favoritas de muchos espectadores, entre los que me encuentro.



- Después de su éxito se decidió rodar una secuela años después, para la que se prescindió de todo el equipo de la original. El éxito fue nulo y a día de hoy ha caído en el completo olvido.

Opinión:

He tardado en ver esta película bastante. Es una de esas cintas que siempre me digo la veo mañana y luego ese mañana nunca llega. El golpe es cine del bueno, del de sentarse tranquilamente y disfrutar con unas interpretaciones sobresalientes y una historia brillante. Un clásico por el que no ha pasado el tiempo y del que puede disfrutar todo el mundo.

Enlaces:

- Ficha en IMDB.
- Recaudación en taquilla.
- Wikipedia.

Con esta genial película queda inaugurada la versión 2.0 de la sección de los días 13. El mes que viene más.