Búsqueda personalizada

jueves, 13 de enero de 2011

Freddy contra Jason.

Ficha técnica:

Director: Ronny Yu
Intérpretes: Robert Englund, Ken Kirzinger, Jason Ritter, Monica Keena
Título en VO: Freddy vs. Jason País: USA Año: 2003.
Fecha de estreno: 09-10-2003 Duración: 97 min. Género: Terror


Historia:

Freddy Krueger ha caído en el olvido absoluto. En Springwood han conseguido eliminar su recuerdo y los jóvenes de ahora no tienen ni idea de quién es este despiadado asesino. Pero Krueger tiene un plan, traer de vuelta a Jason Voorhees desde el infierno y dejarle que desate una carnicería en el pueblo y en el famoso 1428 de Elm Street para que sus habitantes recuerden a Krueger. El plan se tuerce cuando Jason continúa liquidando adolescentes y choca de frente con Freddy, el enfrentamiento entre ambos es solo cuestión de tiempo.

Opinión:

Superman VS Hulk, Batman VS Capitán América, desde siempre los aficionados al género fantástico nos hemos preguntado por cual de nuestros personajes favoritos es más fuerte o cual sería el resultado de tal o cual combate. Estas dudas metafísicas no se limitan solo al ámbito de las viñetas y desde los 80 de vez en cuando alguien preguntaba ¿quién ganaría una pelea entre Jason Voorhees y Freddy Krueger? En el 2003 New Line nos dio la respuesta en forma de película donde estos dos titanes del cine de terror se partían mutuamente mientras destrozaban a algunos adolescentes entre asalto y asalto.

Este poderoso combate se convirtió en un gran taquillazo y en parte es el responsable de los nuevos remakes que llevamos viendo durante estos años de los asesinos más famosos de los 80. Se habló incluso de una secuela en la que al dúo protagonista se le añadiría Michael Myers, el de Halloween, no el actor de Austin Powers. Al final esta secuela se descartó, al menos de momento que luego nunca se sabe.


Como espectadores del combate tenemos al típico grupo de adolescentes que salen en este tipo de películas. Chicas monas ligeras de ropa que corren aterrorizadas para acabar siendo víctimas o chavales descerebrados que no saben ni donde se están metiendo. Algún homenaje a las películas clásicas (como esa cabeza saltando al final igual que en la primera entrega de Viernes 13) pero poco más. La verdad es que cuando no están en pantalla los protagonistas la película decae bastante.

Freddy y Jason aparecen retratados de forma totalmente terrorífica. Las nuevas tecnologías permiten un maquillaje y unas secuencias mucho más verosímiles que en los 80. De esto se favorecen especialmente las pesadillas de Freddy que parecen mucho más reales.


Debido a su carácter más hablador Freddy lleva casi todo el peso de la película, dejando para Jason la parte de encargarse de los chavales. De hecho Freddy apenas se carga a un pobre desgraciado mientras que su compañero tumba a cerca de 20. En el combate entre ambos en cambio es Freddy el que asesta más golpes. En parte por que si Jason le engancha a Freddy con un mandoble la pelea se habría acabado a los dos minutos. Las peleas son muy violentas, con amputaciones constantes y brutales chorros de sangre cada dos por tres.

La película está bien, se pasa un rato entretenido y es posiblemente de las mejores de ambas sagas. Se puede ver de forma independiente y no es necesario tener ningún conocimiento previo de los personajes. Esto no quiere decir que sea una buena película, de hecho es bastante malucha, pero contando que la calidad de ambas sagas es muy baja, esta entrega es al menos entretenida y cumple con lo que promete en su título, mostrarnos la gran pelea entre ambos personajes.