Búsqueda personalizada

jueves, 27 de junio de 2013

Antes de Watchmen: El comediante de Brian Azzarello y J.G. Jones.

Ficha:

- Guión: Brian Azzarello.
- Dibujo: J. G. Jones.
- Edición original: Publicado por DC Comics en la miniserie
- Edición española: Publicado por ECC en la miniserie de seis números El Comediante, 32 páginas 2´5€.


Opinión:

Poco a poco se van acabando las miniseries de Before Watchmen. Este mes toca comentar la protagonizada por el Comediante y en julio acabaré con la dedicada a Rorschach, ambas escritas por Brian Azzarello.

El Comediante es el detonador de toda la historia original de Watchmen. En la primera escena del relato de Moore y Gibons vemos como un hombre es asaltado en su propia casa y lanzado al vació después de una pelea con su misterioso enemigo. Luego por medio de flash backs y relatos de otros personajes sabíamos que este tipo era el Comediante, que tenía bastante sangre en sus manos y que era de todo menos un santo.


Si ha habido un personaje recurrente en Before Watchmen, además de Moloch, ese ha sido el Comediante. De una manera u otra el psicópata de Eddie Blake ha ido apareciendo en casi todas las miniseries del proyecto, teniendo un papel bastante destacado en varias de ellas. Ahora tocaba saber como se desenvolvía en solitario este personaje de la mano de Azzarello y Jones. El resultado es una historia normalita, sin nada que llame realmente la atención ni que se quede en la memoria del lector.

Gran parte del cómic esta centrado en Vietnam donde Blake es enviado como una especie de Capitán América para motivar a las tropas y realizar algunas misiones complicadas. Allí da rienda suelta a todas sus locuras y vemos parte de las atrocidades que comete. A mi modo de ver bastante gratuito todo ya que son escenas que más o menos sospechábamos y que no aportan nada al relato. Cuando no esta en la guerra vemos que tiene una buena relación con los Kenedy. En este sentido mete al protagonistas de la historia en una serie en algunos de los acontecimientos clave de la América reciente.

Es curioso como en las otras miniseries de Before Watchmen me quedaba la sensación de que no había mucho que contar pero con esta me ha parecido justo lo contrario. Azzarello centra su atención casi la mitad de la serie en Vietnam y el final acaba siendo un poco abrupto. Me habría gustado ver a que se dedica Blake cuando viene de la guerra y comienza a patrullar las calles. Apenas vemos una escena cuando conoce a Búho Nocturno y Rorschach. No se si seguirán con las minsieries dedicadas a Watchmen pero al menos del Comediante si que creo que se podría contar algo más.


Con esto no quiero decir que esta miniserie de Azzarello merezca una secuela. Más bien es un cómic totalmente prescindible y que se olvida con gran facilidad. Seguramente el más flojo de todo el proyecto y que tiene algunos detalles que no acaban de cuadrar con el original. ¿Por que no vemos la cicatriz en la cara del protagonistas cuando vuelve de la guerra? Un cómic para leer, pasar un rato entretenido y poco más. Pero que el autor deja abierta una posible secuela.

El que para mi patina completamente es J.G. Jones y hace para mi uno de los peores trabajos de toda su carrera. Este artista no se prodiga mucho en los cómics y suele dedicarse casi exclusivamente a realizar espectaculares portadas y ha colaborado en series tan dispares como Vengadores o Y: el último hombre. Me gustan mucho estos trabajos y sus portadas en particular me parecen muy buenas. Todo lo contrario que en esta serie. En los primeros números hace algunas caras realmente horribles y ni tan siquiera en las portadas se luce. Los dos últimos números tienen algo más de nivel pero en conjunto ha sido una gran decepción la parte artística de la serie.

Más o menos ya lo he comentado por el post. Esta historial del Comediante es un cómic cumplidor, con una historia decente y un dibujo bastante flojo. Nada llama realmente la atención y no poco aporta que no se pueda intuir con el cómic de los 80. Bastante prescindible.