Búsqueda personalizada

miércoles, 19 de junio de 2013

Taquilla en España el pasado fin de semana.

Hoy el tema de la taquilla va a ser algo diferente al habitual. Hoy toca hacer pensar en voz alta y ver que posible soluciones puede tener un problema que arrastras el cine en España desde hace ya años. Esta semana ha sido la peor de la historia en cuanto a recaudación de taquilla en España. Es un dato pésimo pero sin duda lo más grave es que este dudoso honor lo tenía antes otro fin de semana de este mismo año. La gente en España no va al cine, esto es un hecho y creo que deberían empezar a ponerse soluciones con urgencia.


Desde unos años a esta parte el número de espectadores esta en caída libre y medidas como la subida del IVA no han hecho más que acentuarlo. La gente se ha ido acostrumbrando a la mala calidad de las descargas o a esperar un par de meses a que aparezca el DVD. En otros casos los estrenos llegan a España con bastante diferencia respecto a América, como puede ser el año pasado con Prometeo o este con Guerra Mundial Z. Para cuando se estrenan estas cintas ya habrá seguro varias versiones decentes para descargar o alguien la habrá comentado de pe a pa en alguna web.

Si ha todo esto le añades que esta semana no hubo grandes estrenos tenemos como resultado este desastre. Cuando hay un gran estrenos como Iron Man 3 el mes pasado o Superman en un par de días la cosa suele remontar pero en términos generales los números son cada vez peores. De momento se van salvando los muebles gracias a los grandes block busters pero si es por el cine español o el resto de producciones seguramente haría años que los cines habrían desaparecido en España.

 

Aquí en Inglaterra el cine es mucho más caro que en España. Un estreno vale, como poco, 8 libras (unos 10 euros) llegando hasta las 17 si es en 3D y un sábado por la tarde (esto es lo que me costo Thor hace ahora dos años para que os hagáis una idea). Pero el caso es que las salas suelen tener bastante público y las cifras son bastante mejores a las de España.  Inglaterra y España esta claro que económicamente son muy diferentes, en eso no me voy a meter por que no es el tema, pero me llama la atención como con precios en algunos casos el doble que en España la gente sigue llendo al cine.

Quizá en España deberían fomentarse más propuestas para atraer al público a las salas otra vez. A todo el mundo le gusta ver películas y pasar un rato agradable en el cine, lo que cada vez menos gente puede es costearse este entretenimiento. Bajar los precios es una solución sin duda, vender algún tipo de multitickets para varias cintas, hacer descuentos para grupos o cosas por el estilo. Los hechos están sobre la mesa y cada vez la cosa se pone peor.