Búsqueda personalizada

sábado, 29 de agosto de 2015

Robocop VS Terminator de Frank Miller y Walter Simonson.

Ficha:

- Guión: Frank Miller.
- Dibujo: Walter Simonson.
- Edición original: Publicado por Dark Horse en la miniserie de cuatro números Robocop VS The Terminator.
- Edición española: Publicado en diciembre de 2014 por Aleta, tomo de tapa blanda de 144 páginas, 15´95€.


Historia:

En el futuro la guerra de la humanidad contra las máquinas esta a punto de acabar gracias a la muerte del último batallón de humanos. Pero aún queda un última carta que jugar, si consiguieran evitar que las máquinas tomaran conciencia nunca habría guerra y el planeta no sería destruido. Para ello habría que eliminar al nexo original entre hombres y máquinas, habría que eliminar al antiguo agente de policía de Detroit Alex Murphy ahora conocido como Robocop.

Opinión:

Robocop y Terminator son dos de los mayores iconos del cine de los años ochenta. Ambos personajes combinaron a la perfección la acción desenfrenada con la ciencia ficción en películas que marcaron un antes y un después. En 1992, Robocop  ya tenía una secuela estrenada mientras que la de Terminator acababa de llegar a los cines estadounidenses. Fue en ese momento cuando se puso a la venta en las tiendas de cómics su enfrentamiento en forma de miniserie de cuatro números.


Si la popularidad de ambos personajes en los ochenta es incuestionable no menos era la de Frank Miller y Walter Simonson. Ambos autores habían revolucionado las bases de personajes clásicos como Thor, Daredevil o Batman hasta tal punto de que a día de hoy sus obras son consideradas referencia obligatoria para cualquier lector.

Hay que tener en cuenta que en el momento en que Miller escribió esta serie no se había estrenado aún Terminator 2. Por ello la historia se limita casi exclusivamente a mostrarnos a los T-800 que conocimos en la película de 1984. Miller teje una historia en la que plantea que el principal responsable de la guerra es Robocop. Gracias a su tecnología se consigue crear a Skynet y con ello comienza la destrucción. Se hace alguna mención a John Connor  y varios guiños a la película pero en general la historia es bastante independiente de lo visto en el cine.

En esa historia Miller pone da lo que el lector va buscando cuando compra este cómic. Escenas de acción brutales, viajes en el tiempo, grandes batallas y el enfrentamiento entre ambos personajes. En este sentido el cómic cumple pero es que además tiene una historia interesante y bien hilada que no se reduce solo a lo anteriormente comentado. A menudo este tipo de cómics no son más que una sucesión de tiroteos y frases lapidarias, por suerte Robocop VS The Terminator, sin ser una obra maestra del medio, va más allá y deja una buena sensación una vez acabada la lectura.


Por su parte Walter Simonson se encarga de ilustrar los guiones de Miller con gran acierto. Simonson retrata a la perfección a ambos personajes dejando una imagen de ambos muy cercana a la vista en el cine. Los enfrentamientos entre estos personajes son brutales y crudos, tal y como lo harían dos pesadas máquinas. Puñetazos, disparos y explosiones se van intercalando sin pausa a lo largo de todo el cómic. También destacan las onomatopeyas. A menudo estos elementos no aportan nada a la historia pero Simonson hace muy buen uso de ellas y encajan muy bien en el dibujo.

La edición española de Aleta es bastante buena. El papel es de muy buena calidad y cuenta con los extras habituales de este tipo de cómics tales bocetos, portadas alternativas y dibujos promocionales, además de un entretenido prólogo de Steve Grant. Una gran edición a la que solo le falla el precio que es un poco alto.


Robocop VS Terminator no defrauda, es un entretenimiento genial que hará las delicias de los aficionados a ambas sagas. No estamos ante una gran maravilla del noveno arte pero si ante una historia curiosa, que perfectamente podría haber servido para el guión de una hipotética película. De hecho es mucho mejor que algunas de las secuelas protagonizadas por estos personajes. Ha tardado más de veinte años en publicarse en español pero la espera ha merecido la pena