Búsqueda personalizada

jueves, 17 de abril de 2014

Spiderman: Matanza Máxima.

Ficha:

- Guión: Tom DeFalco, J.M. DeMatteis, Terry Kavanagh y David Micheline.
- Dibujo: Mark Bagley, Sal Buscema, Ron Lim, Tom Lyle y Alex Saviuk.
- Edición original: Publicado por Marvel en Amazing Spiderman(378 a 380), Spectacular Spiderman (201 a 203), Spiderman (35 a 37), Spiderman Unlimited (1 y 2) y Web of Spiderman (101 a 103)
- Edición española: Publicado por Planeta deAgostini en los noventa primero en grapa y después en un tomo recopilatorio en la colección Obras Maestras.



Opinión:

Matanza Máxima fue uno de los cómics más destacados de los 90 de Spiderman y también fue uno de los más criticados por malo, sangriento y sin sentido. A pesar de ello es un cómic al que tengo bastante cariño ya que fue de las primeras historias de Spidey que leí. Hace poco lo encontré de saldo, lo compré por nostalgia y, después de más de diez años después, volví a leerlo.

Los noventa son muy criticados por lo vacías que, en general, fueron sus historias en los comics de supers. Las páginas se llenaron de personajes hipermusculados con armas molonas y a los que no les temblaba el pulso a la hora de matar. Punisher, Cable o el propio Lobezno podrían ser ejemplos de ello.


En lo referente a Spiderman el personaje clave fue Veneno. Nacido a finales de los ochenta Veneno venía a convertirse en la némesis definitiva de Peter Parker. Eddie Brock había jurado odio eterno a Spiderma y al conseguir el traje alienígena que había rechazado Parker contaba por fin con los medios necesarios para ajusticiar a su enemigo. Con sus mismos poderes contaba además con una fuerza superior y ningún escrúpulo. Un éxito instantaneo entre los aficionados que no tardaron en demandar más y más historias del personaje. Como suele ser habitual al multiplicar sus apariciones empezó a perder frescura y Veneno se fue "dulcificando" hasta convertirse en algo parecido a un justiciero.

Con todo ello había que dar una vuelta de tuerca más y llenar el hueco dejado por Veneno. Con ello llegó Matanza, formado por el descendiente del simbionte original y Cletus Kasady. Si Veneno era el reverso oscuro de Spiderman, Matanza venía a ser el reverso oscuro de Veneno. Básicamente un asesino en serie con superpoderes. Puro delirio noventero.


 Matanza Máxima fue la segunda historia protagonizada por el simbionte escarlata. A duras penas Spiderman lo había detenido, ayudado por Veneno, y encerrado. Pero esto es un cómic y Kasady no tarda en escapar y reclutar a un sangrienta banda de criminales con los que sembrar el caos y la destrucción por Nueva York. Spidey esta muy superado y debe formar incómodas alianzas a fin de salvar a la ciudad.

Básicamente este es el argumento de la historia que se extiende a lo largo de 14 episodios, eso son más de 300 páginas, mucho espacio para tan poca historia. Matanza Máxima se hace muy larga, mucha pelea que no lleva a nada, charlas reiterativas y básicamente una trama que podría haberse contado en la mitad. Cuando se publicó Spiderman tenía varias series regulares y la idea era que la trama saltara de una colección a otra a lo largo de tres meses. Esto convirtió a Matanza Máxima en la historia más larga de Spiderman escrita hasta la fecha y no estoy seguro de que continúe manteniendo este título. El problema es que la cosa no daba para tanto.


Entre todo este desmadre argumental hay algunas ideas interesante. Me gusta como Spiderman se mantiene fiel a sus ideales, lo mismo que el resto de héroes como el Capitán América o Puño de Hierro. La idea de enfrentar a estos personajes contra una fuerza superior y casi imparable no es nueva pero si la forma tan brutal de retratarla. Es una buena idea y da lugar a algunas reflexiones interesantes pero con esto no se llena un comic de 14 episodios.

El apartado gráfico es muy superior al argumental. Sal Buscema y Mark Bagley hacen un gran trabajo y demuestran que son unos artistazos como pocos hay en este negocio. El Matanza de Bagley en particular es genial y su traje da la sensación de estar vivo. Se nota que fue su diseñador por que de siempre ha sido el autor que mejor ha retratado a este villano.

Que mala es la nostalgia que encumbra a los altares a algunas obras que realmente no son nada. Este ha sido el caso de Matanza Máxima que cuando lo leí la primera vez me dejó flipado pero ahora me a llegado a aburrir. Tiene algunas ideas, unos dibujos molones pero en conjunto no se sostiene.

2 comentarios:

Yota dijo...

Mi relación con este tebeo es rara, nunca lo he terminado de leer, hace mil años conseguí de saldo - todavía en pesetas - los tres primeros números y los dejé en la estanteria pero como salían muchos personajes pues me parecía algo llamativo.

Estoy hablando del año 94 o 95. Curiosamente por esa época me compré el juego Matanza Máxima de Super Nes - a día de hoy mi juego preferido de Spider-Man - y unos años más tarde colocando tebeos me di cuenta que ese gran juego estaba basada en esa saga concreta. Mi inglés de adolescente no daba para sumar dos y dos de que Maximun Carnage y Matanza Máxima era lo mismo XD

Entoncés quise conseguir la serie, la grapa inexistente y el tomo obras maestras no me lo podía permitir. Con los años llegué a ver el tomo o la serie completa a precios de 50 y 60 pavos. Pasando por completo pero hará tres años la encontré a 15 pavos y ni me lo pensé. Todavía no la he leído, igual no lo hago, prefiero mantener la magia donde está XD

Jerusalem dijo...

Me acurdo de ver el juego en las hobby consolas de la época pero nunca llegue a jugarlo. Tenía pinta de molar un montón. Lo comentarás algún día en Marvel bits, ¿no?

Respecto al cómic, si lo coge un chaval o un lector novato puede que flipe, como nos pasó a nosotros en su momento, pero ahora que tenemos ya una cierta edad y llevamos unos cuantos años leyendo comics, no merece la pena.