Búsqueda personalizada

miércoles, 13 de febrero de 2013

La jungla de cristal de John McTiernan.

 Esta semana se estrena la quinta entrega de Die Hard, una de las sagas del cine de acción de más éxito y que en nuestro país recibió el curioso nombre de La jungla de cristal. Tiroteos, explosiones y uno de los personajes más carismáticos del cine es lo que nos han dejado los capítulos previos. Este fin de semana muchos iremos a ver esta nueva cinta pero hoy vamos a recordar la primera entrega y como todo empezó en los ochenta cuando el tipo con peor suerte del mundo intentó pasar unas navidades con su familia. Yippee ki-yay.


Historia:

Es la tarde antes de nochebuena y el detective de la policía de Nueva York John McLane acaba de aterrizar el Los Ángeles para ver a su mujer y sus hijos. La relación entre ambos no es muy fluida pero él tiene esperanzas de que todo se arregle. La primera parada de McLane es en el edificio Nakatomi Plaza donde la compañía para la que trabaja su mujer tiene una fiesta de navidad.

La conversación entre ambos es interrumpida cuando un grupo de terroristas de origen alemán irrumpen en la fiesta y toman como rehenes a todos los asistentes. McLane apenas tiene tiempo de escabullirse con su pistola y comienza a trazar un plan para liberar a los secuestrados y salir con vida del edificio. Nadie sabe que esta pasando en el edificio y nadie puede ayudar a McLane.

Equipo:

El director de la cinta es para mi uno de los grandes del género de acción de todos los tiempos. La carrera de John McTiernan no ha sido muy extensa y en los últimos diez años apenas encontramos nada destacado, pero cuenta con tres de mis películas favoritas. La jungla de cristal, Depredador y El último gran héroe. Esta última es todo un ejemplo de como combinar acción y humor. Una parodia perfecta de todos los cliches de las películas de acción y una de las mejores películas de Schwarzenneger.

Las películas de McTiernan intentan meter al espectador en la acción. Pone la cámara en medio de los tiroteos y consigue secuencias espectaculares que no se habían visto antes. En más de una ocasión incluso se hace que la sangre salpique a la pantalla como podemos ver en el momento en que muere Takagi.


Bruce Willis se ha especializado en un tipo de personaje concreto. Suele interpretar a tipos que están en las últimas, trabajan como policías o similares, de lenguaje mordaz e inagotable y con pasado de éxito pero que se les ha terminado truncado. También suelen ser alcohólicos o estar de resaca y fumar sin parar. Pero nunca dudan en arriesgar su vida para poner a salvo a sus seres queridos sin esperar nada a cambio. En el fondo, muy a su pesar, son héroes. El último Boy Scout, Sin City, Jungla de cristal la venganza, Hostage o 16 calles podrían ser ejemplos perfectos de este tipo de personaje.

No obstante sería injusto decir que Bruce Willis se ha encasillado en este tipo de roles.
Cierto que es su papel más característico y con el que siempre le relacionaremos pero también ha sabido explotar su faceta cómica mejor que otros actores de acción y cuenta con algunas comedias interesantes como Falsas apariencias. También encotramos cintas de ciencia ficción (El quinto elemento), de terror (El sexto sentido) o bélicas (La guerra de Hart).

Incluso llegó a protagonizar su propio videojuego para la Playstation one titulado Apocalipse. Los más viejos del lugar recordaran que eran un shooter muy entretenido ambientado en el futuro en el que el protagonista, con la cara y la voz de Willis, debía detener a los cuatro jinetes del Apocalipsis. Estaba bastante bien.


Alan Rickman es un actor de origen inglés que con Die Hard dio el salto a Hollywood. Su carrera esta plagada de villanos y a principios de los noventa alcanzó gran popularidad gracias a su participación en esta cinta y en la de Robin Hood junto a Kevin Costner.
Recientemente ha interpretado al profesor Snape en la saga de Harry Potter lo que lo ha convertido definitivamente en un rostro muy reconocible para todo el público.

Holly, la mujer de McLane fue interpretada por la actriz Bonnie Bedelia que repitió en la primera secuela de la saga. En su carrera ha ido alternado trabajo para la pantalla grande con otros para la televisión. Además de su participación en la Jungla de Cristal merece la pena citar también Presunto inocente donde compartió cartel con Harrison Ford.


El único apoyo de McLane para salir con vida del Nakatomi Plaza, además de la Beretta, es el sargento Al Powell de la policía de Los Ángeles. Powell fue interpretado por Reginald Veljohnson que repetiría en un breve cameo en la primera secuela de Die Hard. Pero sin duda Veljohnson será siempre recordado por interpretar a otro policía, el sargento Carl Winslow en la serie de televisión Cosas de Casa. ¿Todavía la siguen poniendo? De pequeño casi me aprendí de memoría esta serie de tantas veces que la repitieron.

Una escena:

Me es difícil elegir un solo momento de esta película. La gran mayoría de los monólogos que tiene McLane son ya clásicos del cine que merecerían aparecer en esta sección. Pero si tengo que elegir un momento de la película es el tiroteo justo después de la primera aparición de Powell que acaba con McLane vaciando el cargador en uno de los terroristas através de la mesa y diciendo el mítico "gracias por el consejo" mientrás tiene la cara llena de virutas de madera.



La banda sonora:

La banda sonora de La jungla de cristal corrió a cargo de Michael Kamen. Además de en las tres primeras entregas de esta saga también encontramos su firma en otra legendaria saga de acción Arma letal. Entre su filmografía podemos encontrar otras películas interesantes como El último gran héroe o X-Men. Personalmente el trabajo que más me gusta de este artista es Arma letal.



Por último imposible dejar este apartado sin mencionar el tema que cierra la cinta Let it snow de Vaughn Monroe. Y yo toda la vida pensando que era Frank Sinatra.

Anecdotario:

- La película Die Hard esta basada en la novela de Roderick Thorp titulada Nothing last forever. La historia en esencia es la misma y mantiene a casi todos los personaje. Curiosamente uno de los pocos que cambian es el protagonista que se llama Joe Leland. El libro se reedito el pasado mes de diciembre, mientras escribía este post encargue una copia al book depository.


- La idea inicial para la película es, tomando como base la novela citada anteriormente, hacer una secuela de Comando, la película de Scharzenegger de unos años antes. Las cosas no acabaron de cuajar y se reescribió el guión dando lugar a la cinta que todos conocemos.

- Fue la primera película para la pantalla grande en la que participó Alan Rickman, previamente solo había actuado en series y películas de televisión.

- Alan Rickman es de origen inglés y para la película tuvo que hablar con acento alemán ya que su personaje era de esta nacionalidad. Justo igual que años después tuvo que hacer el también inglés Jeremy Irons al interpretar a su hermano en la tercera entrega de la saga.

- Alan Rickman fue arrojado del edificio en la escena de la muerte de su personaje. El encargado de los especialistas le indicó que le soltarían después de contar hasta tres. Finalmente le tiraron después del dos por con lo que consiguieron una cara de terror más realista.


- Bruce Willis rodó el mismo la escena en la que salta del edificio atado con una manguera de incendios. El salto lo realizó desde una altura de más de doce pisos y pidió un aumento en su salario por ello.

- Fue nominada a cuatro Oscars, todos ellos de nivel técnico, pero se volvió a casa sin ningún premio.

- El grito de guerra yippee ki-yay es originariamente un saludo que tenían los vaqueros en los tiempos del antiguo oeste. Ahora, gracias a La jungla de cristal, cuesta decirlo sin el hijo de puta detrás.




-  Para no herir sensibilidades cuando la película se dobló al alemán se cambiaron los nombres y nacionalidades de los terroristas. La mayoría de ellos pasaron a ser de origen inglés y, por ejemplo, Hans se llamó Jack.

- El título en español es La jungla de cristal que poco o nada tiene que ver con el original Die Hard. En sudamérica se tradujo literalmente el título (Duro de matar) y en Francia optaron también por la innovación y la llamaron Piege de cristal (La trampa de cristal).


Opinión:

Seguramente si habéis llegado hasta aquí os habréis percatado de que esta película me encanta. Me encantan las escenas de acción y me encanta la historia. Pero sobretodo me encanta John McLane. Este tipo de personaje ha sido imitado mil veces pero nunca superado y Bruce Willis borda la intepretación. McLane es un tipo cualquiera que tiene la mala suerte de meterse en problemas imposibles. Pero a la vez tiene la habilidad para salir con vida. Acaba con los malos, se enciende un cigarrillo y suelta un chascarrillo. McLane entra en el salón de la fama de los policías más duros donde encontramos nombres tan ilustres como Harry Callaham o Martin Riggs.

La jungla de cristal es una de esas raras sagas que no han notado el paso de las entregas o el tiempo. La primera es la mejor es innegable pero sus secuelas son garantía de diversión. No importa las veces que las vea que siempre consiguen mantenerme pegado a la pantalla sin pestañear. Tienen esa combinación perfecta de acción y humor que las hacen irresistibles.



Enlaces:

- Ficha en IMDB.
- Ficha en IMFDB.
- Recaudación en taquilla.

2 comentarios:

Yota dijo...

Genial post como siempre, esta sección es una de mis favoritas de tu bitacora.

La Jungla de Cristal está en prácticamente todos mis top: películas favoritas, películas de los ochenta, películas de acción, películas de bruce Willis.

Que cabrón y que miedo daba pese a su aparente calma Alan Rickman.

Jerusalem dijo...

La jungal hay que verla una vez al año por lo menos. tengo que sacar un rato para ir a ver la nueva.