Búsqueda personalizada

lunes, 24 de septiembre de 2012

Spiderman y los X-Men.


Han pasado ya más de diez años desde el estreno de la primera entrega de los X-Men cinematográficos y creo que podemos afirmar que esta película fue la directa responsable del boom de adaptaciones comiqueras de los últimos años. Un poco antes se había estrenado Blade pero no tuvo la misma repercusión. X-Men gustó a público y crítica. Los personajes se hicieron populares y actores como Hugh Jackman comenzaron a sonar en las conversaciones de los aficionados al cine. Años después llegaría Spiderman o los títulos Vengadores pero creo que sin el éxito de los mutantes nunca habríamos visto muchos de esos títulos.


Antes de esta cinta de los X-Men los títulos más conocidos de personajes basados en cómic eran Superman y Batman. El Superman de Reeve era, y sigue siendo a día de hoy, todo un mito. Puede que pasen los años pero la gente siempre recordará esa película con cariño. Lo mismo del Batman de Tim Burton y Michael Keaton. Quitando estas películas poco más había antes de la llegada de los mutantes. Marvel había adaptado 4F o Capitán América pero era auténticos desastres de los que la gente ni se enteró. En X-Men Bryan Singer puso cariño y conocimiento de los personajes y logró hacer una gran película combinando conceptos nuevos y clásicos. Esto se puedo apreciar en los propios cómics que fueron influenciados por las películas. Fijaros por ejemplo en el Lobezno de Tiery y Chen o en los Ultimate X-men.


 Recuerdo que fui a ver la película el viernes que se estrenó al salir del colegio y que me encantó. El fin de semana siguiente pase por un quiosco de mi barrio y me encontré con el primer número del coleccionable semanal que sacó Planeta y desde entonces raro es el día que no leo algún cómic.

Para cerrar el post de hoy os dejo esta simpática escena en la que un tipo disfrazado de Spiderman se colaba en el rodaje de los X-Men. Se nota que se lo pasaron bastante bien mientras hacían la película.