Búsqueda personalizada

sábado, 13 de noviembre de 2010

Pesadilla en Elm Street 7: La Nueva Pesadilla de Wes Craven.

Ficha técnica:

Director: Wes Craven.
Interpretes: Robert Englund, John Saxon, Wes Craven.
Año: 1994. Género: Terror. País: EE.UU.


Historia:

New Line Cinema está pensando hacer una nueva secuela de la exitosa saga Pesadilla en Elm Street. Para ello recurren al reparto de la primera película así como a Wes Craven, su realizador y creador. Pero las cosas se ponen feas antes de que comience el rodaje. Algunos técnicos mueren en extrañas circunstancias y la actriz principal es acosada por teléfono. Además su hijo sueña con un horrible monstruo que intenta matarle desde sus sueños. ¿Será capaz Freddy de venir a nuestra realidad?.

Opinión:

Más de uno puede que al leer el párrafo anterior haya alucinado y la verdad es que no es para menos. Esta séptima entrega de Pesadilla en Elm Street rompe con todo lo anterior, aquí no tenemos ni Springwood ni adolescentes descerebrados. Por el contrario tenemos programas de televisión, ejecutivos y el soleado paisaje de Los Ángeles como telón de fondo.

La idea de mezclar realidad y ficción no es algo nuevo y puede dar lugar a historias. Grant Morrison escribió una de las mejores etapas del cómic americano en Animal Man jugando con este concepto. Sacar al personaje de turno y hacerle ver el mundo real es un concepto curioso, pero también muy complicado de tratar. Wes Craven intenta traer a Freddy a nuestro mundo y hacer que la actriz de la primera entrega se enfrente a él. Podría haber sido una película entretenida pero después de un rato se hace confusa y aburrida.

Wes Craven es un tipo con buenas ideas, que sabe ver donde hay un filón y como explotarlo. Sus películas no suelen ser brillantes, pero se dejan ver y dan un rato entretenido al espectador. En el caso de esta séptima entrega de Elm Street me parece que intentó abarcar más de lo que podía. Pierde totalmente el hilo y hace una película que pretende ser de terror y acaba siendo terrorífica. Aburrida, cansina y sin sentido son algunos de los adjetivos que se le pueden poner a este film. Craven debía pensar que estaba haciendo una obra maestra por que en un par de escenas se permite el lujo de aparecer él mismo y criticar las anteriores partes de la saga.

Freddy apenas sale en toda la película, aparece en un par de escenas al final y poco más. De hecho vemos más a Robert Englund haciendo de él mismo que caracterizado como Freddy. Las veces que le vemos, Krueger luce un aspecto bastante diferente al habitual. La garra esta rediseñada y porta un abrigo largo y negro. Además de salir poco, casi ni se le conoce.

He de reconocer que se me hizo un poco fuerte digerir esta película. Me parecía increíble que Wes Craven retomase la franquicia e hiciera algo así. Desde las primeras imágenes la película no tiene ningún sentido y después de media hora se hace insoportable, lo peor es que es la más larga de toda la saga. El horror.



Anteriores películas de Freddy:

- Primera parte.
- Segunda parte.
- Tercera parte.
- Cuarta parte.
- Quinta parte.
- Sexta parte.