Búsqueda personalizada

viernes, 17 de junio de 2011

X-Men Primera Generación de Matthew Vaughn.

Ficha:

Director: Matthew Vaughn.
Intérpretes: James McAvoy, Kevin Bacon, Michael Fassbender, January Jones, Jason Flemyng, Rose Byrne, Álex González.
Título en VO: X-Men: First Class. País: USA Año: 2011.
Fecha de estreno: 03-06-2011 Duración: 132 min. Género: Acción, Aventura.


Historia:

Durante la segunda guerra mundial el joven Erik Lenser asiste al asesinato de su madre a mano del siniestro nazi Sebastian Shaw en un campo de concentración. Durante los años de su juventud se dedicará a buscar a los criminales nazis y vengarse de ellos sirviéndose de sus poderes mutantes capaces de controlar el magnetismo. En sus viajes se cruzará con Charles Xavier, otro mutante con poderes telepáticos, al que utilizará para conseguir su objetivo principal, acabar con la vida de Shaw.

Opinión:

Esta película no me atraía en absoluto. Vi el primer trailer y me dejó más bien frio, no me despertó ninguna curiosidad. Los actores y personajes que estaban anunciados tampoco me eran especialmente llamativos. Si a esto le sumamos que la tercera parte de los X-Men es la más floja, que la de Lobezno, sin estar mal, no llego a ser más que un mero divertimento, y que he pasado de toda la línea de cómics First Class, todo apuntaba a que la película llevaría el mismo camino. El caso es que fui viendo críticas por internet y al final me anime a bajarme una tarde al cine. No me he arrepentido.

First Class esta ambientada en plena Guerra Fría a todo el tema de los mutantes que conocemos de las otras películas se le unen ahora la lucha entre comunistas y capitalistas. De esta manera se mezclan por un lado los elementos propios del géneros de espías con los superhéroes donde logra una trama muy variada y sorprendente. Toda la secuencia final esta sacada directamente de la crisis de los misiles cubanos ocurrida en octubre del 62.

Después de dirigir las dos primeras entregas de la saga X-Men Brian Singer dejó colgada la que podría haber sido una de las trilogías basadas en personajes de cómic más redondas. Los aficionados seguíamos queriendo verle de nuevo tras las cámaras dirigiendo a los mutantes. Finalmente le tenemos de vuelta en First Class pero como productor pero a lo largo de toda la cinta podemos el aura de las primeras entregas. Como prueba la primera escena de First Class, que es la misma con la que arranca X-Men.


La dirección recae sobre Matthew Vaughn que ya demostró el año pasado saber tratar las adaptaciones en Kick Ass. First Class es una película mucho mayor, con más personajes, gran presupuesto y unas espectativas más altas. Vaughn hace un buen trabajo de dirección dándonos una película en la que el interés no decae en ninguna parte ya sea que estamos asistiendo a una conversación como a una épica batalla. Se maneja perfectamente entre las dos aguas de los superhéroes y el thriller de espionaje con un buen ritmo y unas cuantas escenas muy impactantes.

Uno de los grandes aciertos de la película ha sido centrarse principalmente en Magneto y Xavier, dejando un poco de lado a los jóvenes mutantes o incluso al villano. Sin duda Magneto es lo mejor de la cinta y el actor Michael Fassbender destila carisma en cada una de sus escenas. James McAvoy hace una buena interpretación como Charles Xavier pero queda muy eclipsado por su compañero. Me ha parecido especialmente curioso ver a Xavier con pelo y recién licenciado. Aquí esta mucho más suelto y alegre de lo que es habitual en los cómics o en las otras adaptaciones. El tercero en importacia sería Kevin Bacon que da vida al villano de la historia. Un personaje cruel, al que no le importa llevar a cabo cualquier tipo de crimen con tal de conseguir sus objetivos. El resto de mutantes, tanto los seguidores de Shaw como los jóvenes X-Men, pasan bastante desapercibidos pero cumplen en las escenas de acción.


Me ha encantado esta nueva entrega de los X-Men. Una película que no tenía pensado ni ver y con la que me he llevado una de las grandes sorpresas del año. Divertida, entretenida y con una gran historia, esta First Class demuestra que se pueden hacer buenas películas de los X-Men (casi) sin Lobezno.