Búsqueda personalizada

jueves, 10 de julio de 2014

Revenge de Jonathan Ross e Ian Churchill.

Segunda entrega del mes dedicado a Image que contará con el comentario de dos miniseries de Jonathan Ross. El primero viene a continuación y el segundo aparecerá mañana.
 
Ficha:

- Guión: Jonathan Ross.
- Dibujo: Ian Churchill.
- Edición original: Publicado por Image Comics en la miniserie de cuatro números Revenge.
- Edición española: Inédito.



Historia:

Griffin Franks es un actor de acción de los 70 que estaba de capa caída hasta que protagonizó una nueva entrega de Revenge, su personaje más popular y que fue el gran éxito de su carrera. Esta nueva entrega ha sido otro gran éxito y le ha devuelto a un posición privilegiada. El problema es que es demasiado mayor para las nuevas secuelas y la productora le quiere sustituir. Franks deberá someterse a un nuevo tratamiento estético que le devuelva su juventud, aunque las cosas acabaran muy mal y perderá la cara, literalmente,  en el proceso.

Opinión:

Jonathan Ross es una de las figuras más importantes de la televisión inglesa y un rostro muy conocido por esta faceta. Desde hace unos años ha comenzado a escribir cómics con resultados bastante mediocres. Tiene ideas muy buenas, historias con arranques prometedores pero que con el paso de los números van aburriendo al lector. Hoy comento Revenge, su tercer cómic, que siendo una historia muy del montón al menos consigue mantener el interés y hacerse entretenida de principio a fin.

Ross parece que ha aprendido de sus errores y en esta historia se contiene mucho más. El número de personajes es mucho más reducido y la trama va mucho más al grano. En cada uno de los cuatro números las cosas avanzan y no tenemos nada de relleno o acciones metidas con calzador. Pone bastante violencia gratuita pero esa es una de las señas de identidad de Revenge que desde la primera página deja claro por donde van a ir los tiros. Coge la inspiración en algunas de las estrellas de acción de Hollywood y en otros cómics como Punisher y junta todo eso para dar una historia entretenida pero con cierta sensación a esto ya lo he visto.


Los niveles de gore y sangre alcanzan cotas que había visto pocas veces. No es raro encontrar escenas bastante fuertes a lo largo de toda la obra. Además pasadas unas cuantas escenas la cosa sigue aumentando. A esto habría que añadir escenas de sexo y gran cantidad de chicas desnudas. Vamos un cómic de lo más educativo.

Todo esto del párrafo anterior es en parte responsabilidad del dibujo de Ian Churchill. Tenía muy encasillado a este dibujante como uno más de los autores noventeros especializados en dibujar tipos musculosos con grandes armas. En Revenge me ha parecido que hace un gran trabajo a la hora de mostrar la violencia extrema del guión de Ross. No es una trabajo agradable o bonito pero si bastante bueno.


Revenge no es nada del otro mundo. La historia es de lo más normal y basa su impacto en la contundencia y el salvajismo de sus escenas. Hay algo de mensaje sobre como aceptar el paso del tiempo o sobre los errores del pasado que afectan al presente pero todo queda muy diluido entre una gran cantidad de hemoglobina. Sin embargo el dibujo de Ian Churchill esta a un nivel altísimo de detalle y cuidado, un trabajo excelente. Solo por esto último, y por que en el fondo es un cómic entretenido, merece la pena echarle un vistazo.