Búsqueda personalizada

lunes, 25 de octubre de 2010

La noche más oscura: agosto (mes 4)


Paso a comentar ahora la cuarta entrega de la Noche más Oscura. Con este cómic alcanzamos el ecuador de la saga y Johns nos pone todas las cartas sobre la mesa. Vamos a detallarlo paso a paso.

El número 3 acababa con Flash, Átomo y Mera en el cuartel de la JLA siendo atacados por un montón de Black Lanterns. Hal se ha marchado junto a Índigo 1 a solucionar los problemas de los cuerpos espaciales, y sus amigos se quedan a merced de los Black Lanterns. El trío de héroes lo tiene muy complicado pero consiguen escapar por los pelos recurriendo a los poderes de Átomo que consigue mandarlos por teléfono a un lugar seguro.


Desde allí comienzan a trazar un plan para contraatacar a los Black Lantern. La idea es hacer saber a todos los héroes de la tierra que para detener a estas criaturas se requiere el uso de una luz muy brillante. Hay que conseguir detener lo suficiente a las hordas de no-muertos hasta que Hal y el resto del cuerpo de Green Lanterns puedan acabar con la fuente de poder de los Black Lanterns. Para transmitir el mensaje Flash comienza a recorrer con ayuda de su portentosa velocidad los principales puntos que han atacado.

Por su parte Átomo y Mera se unen a la JSA y les ayudan en su lucha contra los Black Lantern en Manhattan. Esta batalla se salda con algunas bajas por parte de ambos bandos.

La carrera de Flash finaliza en Coast City, donde se encuentra con Mano Negra. Allí el poder de los Black Lanterns llega al 100% asistimos al alzamiento de Nekron. Este personaje viene a ser el Sinestro o Hal Jordan de este cuerpo espacial y el futuro dolor de cabeza de nuestros héroes.

Intercaladas entre la acción principal tenemos algunas viñetas que nos muestran la situación de otros personajes del universo DC. Mencionar las secuencias del Espantapájaros y de Lex Luthor. Dos duros villanos de DC que a lo mejor tienen algo que decir de aquí al final de la saga.


En este número la trama general no avanza mucho. El guionista se centra más en mostrarnos como los sucesos que en un principio abarcaban solo a Green Lantern ahora afectan a toda la comunidad metahumana. Lo más destacado es la llegada de Nekron para dirigir las tropas de los Black Lanterns. No obstante aunque a nivel de desarrollo no avance mucho, este número cuenta con un montón de acción y peleas en las que Iván Reis se luce como siempre. Es increíble la evolución de este autor. Al empezar en Green Lantern era bueno pero su estilo no hace más que mejorar número tras número.

Johns entrega todo el protagonismo de este cuarto número a los teóricos secundarios. Flash, Átomo y Mera. El momento en que Flash los compara con Superman y Wonder Woman me ha encantado. Poco a poco el conflicto se extiende por el universo DC y se van sumando nuevos personajes a las batallas, principalmente los miembros de la JSA. Una gran idea que retirará a Jordan de la acción durante un número y cederá el protagonismo a estos otros personajes. De esta manera se confirma la idea de que la saga es coral y que no tiene un único protagonista.


Por último mencionar que la edición de Planeta cuenta con la portada de Rodolfo Migliari. La otra portada es de Reis y está bastante bien pero el artista argentino es mucho mejor. No obstante en el interior del cómic tenemos las realizadas por Reis, tanto la original como los lápices previos.